Seguidores

lunes, 19 de abril de 2010

MI HERMANO I

Mi hermano es, como alguno de vosotros apuntó por aquí, un crack. Me quiere muchísimo que eso lo se yo y además se encarga de recordármelo muy a menudo. Pero eso no quita que haya sido de armas tomar respecto a mí cuando éramos más pequeños.

Ya conté el episodio de la bicicleta, pero eso no es nada puesto que tengo infinidad de anécdotas con él. Una vez se me ocurrió cuando iba con una amiga robar un par de chuches en una tienda de esas, y no sé cómo demonios se enteró mi hermano, pues bien el muy listo se pasó meses chantajeándome y diciéndome que si no era su "sirvienta" se lo diría a mis padres. me mandaba a recoger su cuarto, traerle la merienda, acercarle el mando de la TV,....mi madre no daba crédito, hasta que ya no pude más y a mi cortita edad, dije una vez que estaban todos: "Está bien, lo diré, robé un chupa chups y unos chicles en la tienda de fulanito" Por supuesto mis padres se mosquearon y nos castigaron a ambos, a mi por ladrona y a mi hermano por chantajista y encubridor, él nunca supuso que acabaría confesando mi delito y tendría sirvienta durante años. Desde luego aquello ayudó bastante a que no acabara convirtiéndome en Marny la La Ladrona ;)

En otra ocasión, ya adolescentes ambos, mis padres se fueron de viaje durante todo un fin de semana. Y claro, a mi hermano se le ocurrió la genial idea de hacer una fiesta de coleguitas en casa y me dijo: "Enana tu búscate la vida y vete a dormir a casa de alguna de tus amigas que aquí no pintas nada". A lo cual, yo ya curtida en el chantajismo gracias a él, le dije: "no sólo me voy a quedar, sino que también voy a invitar a mis amigas", claro el creyó que era un farol, pero cuando cogí el teléfono simulando llamar a mis padres para revelar los planes de mi hermano....Hicimos la macro fiesta, que por cierto se nos fue de las manos, vinieron amigos de amigos que no conocíamos de nada, se rompieron jarrones, se manchó el suelo que, por cierto, aún hoy día seguimos sin saber si sería porque alguien llevaba ácido o qué. Y claro lo peor vino cuando horas antes de que volvieran mis padres, estaba todo patas arriba y entre mi hermano y yo, (porque ya se sabe que los que dicen que te ayudarán al día siguiente mienten como bellacos) tuvimos que limpiarlo todo entre insulto e insulto y amenazas de chivarnos que nos lanzábamos el uno al otro, eso sí también aderezado con ataques de risa. Montamos una coartada perfecta para las cosas rotas, movimos levemente la mesa del salón para tapar la mancha y mi madre aparentemente no sospechó nada a su regreso. Pero mi hermano y yo olvidamos atar un cabo suelto, el de amordazar o silenciar de algún modo a la vecina soltera del piso de abajo, que durante la fiesta vino un par de veces a llamarnos la atención y que le faltó tiempo a la muy cotilla para delatarnos con mi madre. La bronca que nos cayó fue de órdago.

Infinidad de cosas he compartido con mi hermano, que conforme vaya recordando contaré, porque me ha hecho verdaderas gamberradas, como tras ver Poltergeist, perseguirme por la casa gritando "Caroline ve hacia la luz" y no teniendo suficiente con ello, sabiendo que me daba pánico, esconderse bajo mi cama y justo cuando me voy a acostar con luz apagada y todo, agarrarme un pie, provocándome así el mayor susto de mi vida.

Quien tiene un hermano de estos, tiene...un tesoro....o más bien entretenimiento y quebraderos de cabeza ;)

31 comentarios:

  1. Si hija si, y si eres la mediana ya te cagas. Yo recibia por todos los lados...Mi hermano varios años más pequeño que yo, poseido por el espiritu de Bruce Lee me rompió un dedo mientras entrenaba la patada voladora!!! Hermanos!, que haríamos sin ellos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. LA TETA REINA: jajaja, lo de la patada voladora jajajaja, vaya tela. Mi hermano también solía practicar algún que otro deporte conmigo, por ejemplo el tenis, y más de un pelotazo me he llevado. ;)

    ResponderEliminar
  4. jajajaja, lo de Poltergeist es la monda!!!
    Qué bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado lo de la sirvienta, tendre que enterarme de algun secreto inconfesable tuyo y chantajearte.

    Tu hermano el chantajista es un crack.

    En la fiesta ¿tus amigas ligaron con sus amigos? ¿o fueron paralelas?

    ResponderEliminar
  6. Ana: uy, ahora me río, pero después de lo del pie casi me da un patatús, y para colmo di tal grito que mi madre acudió por si me había pasado algo con los nervios de punta y claro está, nuevamente nos echaron una bronca.... jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Jorge: si vamos, tu de amo...miedo me das ;)jajaja.

    No, si al decir lo del crack te aseguro que me acordaba de ti.

    Algunas llevaron a sus propios amigos, otras se liaron con amigos de los amigos de mi hermano, de veras, un caos. Pero los invitados se lo pasaron genial (no me extraña)y nosotros dos ni ligar ni na, desquiciaos intentando poner orden y sacando a las parejas del cuarto de mis padres (verídico)

    ResponderEliminar
  8. Es que es muy duro ser el hermano pequeño, te sobreexplotan, cuántas veces cambié de canal (y sólo habían dos) de la tele (qué lastima que el mando a distancia no se inventara antes), cuántos recados hechos para que mi hermana disfrutara de tabaco,... Eso sí, nos espabilamos para tener nuestras ventajas. Y lo mejor era cuando nos peleábamos, nos devolvíamos todo lo que uno tenía del otro tirándolo en medio del pasillo, y al final la víctima:la progenitora que debía reordenar todo otra vez

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja, yo también he tenido varias historietas de esas con mi hermana... pero... al ser yo la mayor... solía ser la "malvada"! (y ella la chivata, claro) a si que... se lo tenía merecido :)

    bsss

    ResponderEliminar
  10. seguro que mi hermana no me tiene tanto cariño ... jajajaja

    ResponderEliminar
  11. Que asco de chantajistas..., si el pequeño me rompia los dedos la mayor no se quedaba atras..., nos ibamos a la cama y decia. Apaga la luz y yo: no apaga tu y ella: que egosita eres, mama trabajando para pagar las facturas y tu no eres capaz de levantarte a apagar la luz, que mala hija, etc...y allá va la tonta de mi a apagar la luz. Y asi mil historias mas. ABUSONES!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Sese: jajaja, de recadera tambiém hice yo en mi tierna infancia, que abusones los mayores. Y mi hermano era muy listo cuando mi madre lo mandaba a comprar lo traia todo equivocado (aposta, claro) y de ese modo mi madre siempre prefería mandarme a mi a comprar.

    Lo del pasillo vuestro, lo he visualizado y me ha dado mucha risa :D Pobres madres

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Lana: jajaja qué perversa, normal que se chivara la pobre. Yo he de reconocer que podía haberme chivado de muchas más cosas, pero no lo hice, si no puedes con el enemigo, únete ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Kobal: ufff no me quiero ni imaginar la de trastadas que le harías a la pobre...jajaja

    ResponderEliminar
  15. LA TETA R.: jajaja, pobrecita tú, ahí en el medio de los dos. Y mira que son listos, usando argumentos sensibleros por tal de salirse con la suya...ainss. Lo que peor me sentaba del mío, era que me cogiera mis cosas, como por ejemplo mi walkman, lo rompiera (porque lo rompía y rompe todo) y luego lo dejara en su sitio como si nada, negando hasta la saciedad haberlo cogido.

    ResponderEliminar
  16. Siempre digo lo mismo.
    Mi hermano, dos años mayor que yo, fue mi mejor amigo y mi peor enemigo.
    Me pasa como a tí. Hay miles de cosas por contar de ellos.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Lo mejor lo del susto de debajo de la cama, jajajajaja A mi me encanta dar sustos y este ya lo había hecho, lo malo es como salir dedebajo de la cama llorando de la risa, jajajaja

    ResponderEliminar
  18. Que entretenidas son esas anécdotas, yo tambien tengo un ciento con mi hermana. Si es que no saben lo que se han perdido los hijos únicos... ;P

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Aqui: esos tira y afloja con ellos indudablemente han marcado nuestras vidas.

    Yo contaré las anécdotas mas o menos divertidas, porque tiene otras que son para darle con un martillo en la cabeza ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  20. David: si es que yo creo que algunos hermanos hombres nacéis programados para las gamberradas.

    La de sustos que me habrá dado mi hermano ufff y luego, lo peor es que tras el grito, me contagiaba su ataque de risa, ese mismo del que tu hablas

    ResponderEliminar
  21. Jauroles: la verdad es que ya no me imagino cómo habría sido mi vida sin mi hermano, pero sin duda alguna sería bastante más aburrida ;)

    Besos a todos/as

    ResponderEliminar
  22. ¡Yo de mi hermano y mias también podría contar un montón de cosas! ¡desde luego que tener un hermano es como tener un tesoro! ¡lo que vives con él no lo vives con nadie mas!
    ¡eso si, en lo del chantaje yo no hubiera durado ni un asalto! cada vez que intenta chantajearme le sale mal, jeje

    ResponderEliminar
  23. Irune: Hola! tienes razón los lazos entre hermanos, normalmente, no tienen nada que ver con los otros. Mas complicidad, mas cosas en común, vivencias juntos....

    Demasiado aguanté yo, porque al confesar mi "pecado" me quité un peso de encima y además le di en las narices jajajaja

    Bienvenida y gracias por comentar

    ResponderEliminar
  24. mis hermanos eran así y peores jajaja
    uno se caso y cambio bastante, el otro sigue una vida espiritual especial... todo cambio con el paso de los años...ahora solo los veranos son así ya que nos vamos todos juntos de vacaciones, por lo menos unos días...

    Un besote querida

    ResponderEliminar
  25. Lorena: jajaja, pobre Lorena, encima por partida doble. El mio, ni casado, ni con hijo, ni posteriormente separado cambió :( Eso sí, ya sus gamberradas son más espaciadas en el tiempo, porque al igual que tu con tus hermanos, ya no nos vemos tan amenudo.

    Un beso y abrazo enormes

    ResponderEliminar
  26. Pues sí, es súper divertido tener hermanos. Por eso, aunque no tengo claro si algún día tendré hijos, lo que sí tengo claro es que no quiero tener sólo uno.

    ResponderEliminar
  27. Juno: cierto, a mi me daría mucha pena dejar a un hijo sin un hermanito o hermanita, y si pudiera elegir, que fuesen dos niñas ;)

    ResponderEliminar
  28. Por estas cosas siempre quise tener un/a hermano/a pero no pudo ser!

    ResponderEliminar
  29. Qué bueno es tener hermanos... a ver si consigo darle uno a mi hijo :)

    ResponderEliminar
  30. Jo T: he de confesarte que a parte de mi hermano deseé tener también una hermana con la que compartir otro tipo de cosas, pero tampoco pudo ser ;)

    ResponderEliminar
  31. Su: manos a la obra! ;) Yo a este paso, los voy a tener que traer de dos en dos.

    ResponderEliminar