Seguidores

jueves, 3 de agosto de 2017

Una Vida en un Año


A estas dos imágenes las separa exactamente un año si hablamos en tiempo real y un abismo absoluto si hablamos de espacio metafórico. Creedme cuando digo que en tan solo un año, ha transcurrido toda una vida entre esas dos fotografías.

En apenas dos meses a la chica de la primera fotografía le cambiaría la vida por culpa un diagnóstico, el del cáncer de mama. Para la mujer de la derecha ahora la vida es continuo cambio y adaptación al mismo. 

Entre ambas hay diferencias, no se si 7 o más, no sé si sería capaz de encontrarlas todas, solo sé que su cuerpo, su aspecto físico ha variado (unos kilos de más, bastantes pelos menos, alguna que otra nueva cicatriz, marcas en piel y uñas recuerdo de la batalla...) La más "pelona" echa de menos la inocencia o ignorancia de la "niñatilla" de hace un año, su engañosa sensación de inmortalidad, su agilidad, su impulsividad...cosas que ha perdido por el camino de la enfermedad. Por otro lado la del "melenón" debe admitir que envidia la paz interior, la reflexividad, las ganas de vivir y de luchar por y para ella misma, la capacidad para relativizar y el valor en general de la otra chica

Yo sinceramente quiero a ambas por igual y agradezco a las dos todo el esfuerzo que han hecho hasta llegar aquí. A la primera la guardaré en un lugar muy especial de mi corazón y hasta recordaré con cariño sus preocupaciones absurdas y sus ganas de correr tras el mañana. A la segunda a la que le ha tocado librar una de las peores batallas de la vida solo la mantendré vigilada para que siga manteniendo clara la meta (vivir 100% cada día) y no se me distraiga por el camino con las cosas que no lo merecen y, sin que se le suban los "humos", le diré a menudo que me siento muy orgullosa de ella porque ha superado con creces las expectativas que tenía en ella...en mi.

Bueno pues ya me he desvirtualizado un pelín nunca mejor dicho en este caso ;) 

viernes, 9 de junio de 2017

TAN RELATIVO......

Se que se supone que en mi situación debería sentirme triste, mal en todos los sentidos. Pero no es así y no puedo ni quiero disimularlo.Estoy feliz, porque estoy viva, porque por más perra y puñetera que la vida sea o se comporte conmigo, quiero seguir peleando con ella. Me encanta vivir....Se le puede llamar a esto masoquismo? :)

En los peores momentos durante la quimioterapia, pensé que no podría resistirlo, me refería al cuerpo al organismo, no a mi, no a pensar en tirar la toalla. Ya ha pasado esa fase, ahora me encuentro en la siguiente, la radioterapia, y no es un paseo, pero es que actualmente me parece todo tan relativo, tantoooo que no se ni cómo explicarlo. Las uñas de las manos las tengo horribles (uñas muertas), una del pie ha decidido abandonarme, pero no creo que pierda el resto como les ha sucedido a muchas compañeras y eso me hace sentir optimista. Me duelen mucho las articulaciones, me crujen como a un cacharro oxidado, pero puedo moverme, ya hago mis viajecitos en moto y en breve empezaré con las clases de yoga y eso que hace unos meses me imaginaba casi casi minusválida. Mi cuerpo no es el mismo, mi aspecto físico tampoco, aún no tengo todo el pelo que debería tener y mentiría si dijese que no me importa, pero lo cierto es que mis prisas son simplemente por estar más cómoda, dejar a un lado la peluca que tanto calor da, los pañuelos que hay que andar recolocando... Y es que me he dado cuenta por fin de que yo no soy mi aspecto fisico, yo no soy mis pelos, soy lo que llevo dentro y eso no me lo ha quitado tanta hostia bofetadita que me he llevado en la vida. Con ello he descubierto además que quien de verdad me quiere a quien le gusto, le gusta quién soy, no cómo soy por fuera, con esta enfermedad se ven tan claros los sentimientos los propios y los ajenos...

Durante las horas, los días de reposo obligatorio, meditas, piensas en todo eso que te quitaba el sueño en el dia a dia, y llegas a la conclusión de que se ha desperdiciado tanto tiempo en preocupaciones, en cosas negativas, y es que ya lo he dicho, ahora es todo tan relativo, siento que se me escapa el tiempo, cuando ahora lo tengo casi todo para mi, ahora que ya no me preocupaban cosas como la hipoteca, ahora en estas circunstancias, se ha vendido la casa, ahora que el trabajo era una de mis ultimas preocupaciones (me daba igual perderlo), mi empresa ha cambiado de manos, a unas mucho mejores que las anteriores y hasta tengo ganas de volver y me hacen sentir que me esperarán el tiempo que haga falta, ahora que me siento debil y como con 10 años más encima tengo mil ganas de hacer las cosas que antes me cansaba con solo imaginarlas.

No voy a ser hipócrita diciendo que le estoy agradecida a la enfermedad y todas esas cosas que se oyen y leen por ahí, es más, sigo sintiendo que es una putada  injusticia que me haya pasado esto a mi que ya sabéis que me había pasado de todo, simplemente me limito a sacar la parte buena, que en todo la hay Ejemplo: es de madrugada, tenemos mucha hambre y en el frigorífico solo queda una manzana algo picada o dañada, la dejamos allí al ver que está picada y nos vamos a la cama lamentando nuestra suerte? o bien la cogemos y nos comemos todo lo que podamos dando gracias por la suerte de que aún quedara en la nevera esa manzana? Yo lo tengo claro, la segunda opción, mi manzana, mi vida, está algo picada, pero doy gracias por la parte que no lo está y por tenerla.




lunes, 24 de abril de 2017

HOY TOCA HUMOR

Hay algo que he aprendido en mis 40 años de existencia, la mejor medicina es poder y saber reírse de uno mismo. 

Aún a pesar del hijo de la gran chingada (cáncer) que me ha tocado llevar a cuestas hay días que me sigo partiendo de risa con las cosas que me pasan y se me pasan por la cabeza. El otro día sin ir más lejos estaba harta de verme la pelusilla esa que tenía por pelo (es el paso previo al renacer del pelo) y ni corta ni perezosa me decidí a hacerme un teniente o´neil, yo sola, con dos ovarios. Le cogí la espuma de afeitar y una super cuchilla varonil a mi chico y me puse al lío. Solo puedo decir que en la tele parecía más fácil. En mitad del proceso la espuma (era mi primer contacto con ella) me empezó a gotear en los ojos, que se me irritaron y me lloriqueaban, nublandome así la vista, me afeitaba la cabeza a ciegas, nunca mejor dicho, aunque después de todo, el resultado no fue muy malo...si no tenemos en cuenta los manojillos de pelos desperdigados por mi cabeza y la fiesta de la espuma que lié en el baño. A Demi Moore estoy segura que le dieron clases :/

Se encuentra "gente pa to" y en este ámbito de las enfermedades no va a ser menos...hay una chica a la que una compañera de fatigas (cancerígenas) y yo hemos bautizado como "la pesimista". La señorita en cuestión nos lleva unos meses de adelanto en el tratamiento y cada vez que nos topamos con ella en los pasillos del hospital nos detiene exclusivamente para contarnos todos los efectos secundarios negativos del tratamiento: "ahhh y despues se os caerán las uñas, uyyyy se me olvidó deciros lo del extreñimiento, y bueno de las llagas en la boca ya ni os hablo..." Por suerte ni mi amiga ni yo hemos sufrido nada de sus pésimos augurios, lo cual no quita para que cuando la vemos aparecer por una esquina despleguemos todas nuestras artes y estrategias de escaqueo a la voz de: cuidado que viene la pesimista! Jajajaja se habrá dado por aludida?? 

He descubierto por otro lado que muchas de las cosas que nos suceden y achacamos a la mala suerte, no son más que el resultado de las estupideces que hacemos. Pongo un ejemplo personal. Hace un par de días estuve a punto de desencadenar una bronca memorable con mi chico por culpa de un mensaje de texto en la carpeta de borradores escrito hace más de 8 meses. Me explico: soy de esas raras, que cuando me mosqueo o discuto, después me pongo a escribir como una loca todo lo que querría o debería haber dicho durante la trifulca y soltarlo luego en el mejor momento (al final nunca lo hago ejem...) así que supongo que cuando hace meses me mosqueé por algo que ya ni recuerdo, lo escribí en el borrador de los mensajes con la intención de enviarselo o leerselo más tarde y quedarme tan pancha. Pues bien ahí continuaba el sms y yo sin acordarme hasta el pasado día que mientras hablaba por el movil con mi madre (mejor dicho oía uno de sus interminables monólogos) con la oreja o yo qué se cómo el móvil comenzó a navegar por llamadas perdidas, sms....y zas! cuando por fin termina la conversación veo en pantalla aquel mensaje recriminatorio de hace 8 meses que decía algo así como: porque no me parece bien, y así mal vamos y no esperaba tal y cual... Ay! que casi me da un chungo, con los nervios me parecía estar leyendo enviado y ahora cómo le explicaba yo que no estoy rematadamente loca y me peleo por sms y sin venir a cuento!!!...o lo que es peor cómo le explico que ese cabreo es de hace casi un año!!!! La excusa de las hormonas alteradas ahí no me iba a servir :(
Cuando por fín me pude tranquilizar, gracias en parte a que no me llamó en los siguientes minutos preguntando qué leches era ese sms de 14 lineas poniéndolo verde perejil, vi que seguía en borrador y lo borré minuciosamente con cierto temblor residualnervioso en los dedos. Moraleja: no escribir sms en caliente o al menos borrarlos cuando se me pase el arrebato.

NOTA: El día 17 recibí la última sesión de quimioterapia. Comienzan a verse rayitos de luz a través del tunel

domingo, 19 de febrero de 2017

BALANCE: El Debe y el Haber

Estoy Viva!!!!

Desde el día 1 de Diciembre que escribí por última vez, han pasado tropecientas cosas, para no extenderme demasiado escribiré solo acerca de unas cuantas:

- LLegó el día de mi cumpleaños, mis padres me regalaron un coche, sí!!!! Tantos y tantos años de sufrimiento con el mio viejo y...por fín!, sinceramente en este momento (como ya dije) es lo que menos me importaba o necesitaba (es más, apenas si lo he cogido desde entonces) , pero sin duda lo agradeceré infinito en un tiempo.

- He pasado por 3 sesiones más de quimio, las dos primeras las he superado bastante bien, la tercera, la del día 8 de Febrero, ha sido para mi una pesadilla, de todos los efectos secundarios que pudieran darse, me quedé con todos, yo diría que me saqué alguno más de la recámara (erupción en las manos, brazos y piernas) Aún después de los días que han transcurrido, no me encuentro bien del todo. La oncóloga me advirtió de que podría sentirme como si me atropellara un camión, yo pensé en lo exagerada que era y mi madre se enfadó con ella por la poca delicadeza, pero lo cierto es que a partir del cuarto día, no sentí que me había atropellado un camión, sino, un tren de 50 vagones cargados de plomo. Habeís oído alguna vez a las madres y abuelas decir aquello de: me duelen todas las partes de mi cuerpo? Doy fe que eso puede ocurrir, hasta las pestañas (las pocas que me quedan) me dolían. La sola idea de levantarse de la cama para llegar hasta el baño suponía toda un proeza, también creo que ya se lo que se puede sentir al subir al Kilimanjaro. Confío y deseo que se haya tratado de un choque inicial por el nuevo suero que me tocaba (Herceptin) , porque tiemblo de pensar que ante los 3 que me quedan reaccione igual

- Me he convertido en estos meses en una devora libros, siempre quise tener tiempo para leer y nunca mejor que ahora (siempre que mis dolores y malestar me lo permiten) Los Ebook son sin duda uno de los mejores inventos de nuestro siglo, y mi chico que me ha regalado mi Kindle, de lo más apañao y oportuno :)

- Estoy aprendiendo a marchas forzadas a maquillarme para poder sacar el mayor partido a lo poco bueno que quede...y he descubierto que hay truco para todo sin tener que pasar por quirófano!!! Si no tienes cejas, se maquillan, si no tienes pestañas se maquillan e incluso se te pueden añadir pelitos extras, para el mal color de cara hay de todo, las sombras de ojos hacen milagros, los iluminadores ya ni te cuento.....Mister YOUTUBE me está dando clases magistrales para todo esto.

- También durante este tiempo y supongo que el que resta se me está enseñando otro tipo de cosas, a observar a las personas a verlas más profundamente, es maravilloso saber distinguir la buena fe, la sinceridad y el cariño verdadero frente a la hipocresía, palabrería e intereses egoístas. Por otra parte, estoy interiorizando mucho, me estoy conociendo más si cabe, no todo lo que veo en mi es bueno, a veces soy débil, a veces tengo pánico, yo! que pretendo ir de supergirl, de no hay penas que valgan, y de hay que poder con todo, he tenido que reconocer, que puedo estar muy mal por dentro y no ayudar en nada poniéndome la careta de la felicidad, que de vez en cuando no está demás lamentarme, llorar, patalear y deprimirme. Y he descubierto, para dicha mía, que le enfermedad no me está cambiando para mal, me comentaron que en este proceso pueden dar ataques de ira, rabia o violencia y hasta hace poco me preocupaba no saber o poder sacar toda esa ira, ahora me he dado cuenta que no la he sacado porque afortunadamente no la tengo, nunca la he tenido. En cada uno aflora lo que es y lo que siempre ha sido, yo para bien o para mal, sigo siendo igual de sensiblona, empática y confiada que antes del huracán cáncer....bueno algo más llorona sí que me he vuelto (lloro hasta con los anuncios de la tele!)


BALANCE: 

Mi DEBE y mi HABER van inevitablemente unidos: con cada bajón viene una remontada, con cada día de llanto descontrolado llega uno de risas, con cada "amiga" que pierdo por el camino, gano otras de mejor calidad, con cada pensamiento negativo mi mente se rebela (aunque a veces le cueste lo suyo, siempre ha sido lentita jejeje)


Muchos besos a tod@s!!


jueves, 1 de diciembre de 2016

IRONIAS

IRONIA
"Este término deriva de un vocablo latino que a su vez deriva del griego, y se entiende como una burla disimulada. Consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice a través de una cierta entonación o del lenguaje corporal."
A comienzos del verano de 2.016, había llegado a un momento en mi vida en el que necesitaba hacer cosas para mí, por mí. Y como a final de año cumplía los 40 que mejor ocasión para ese cambio de tendencias, para hacer todas esas cosas que hace tiempo quería hacer:
- Vender la casa que se ha convertido para mi en un pozo sin fondo, en el que todos los meses arrojo una cantidad excesiva de dinero que no me sobra
- Dejar el coche y cambiarlo por una pequeña moto y en los días buenos una bicicleta obligándome así a hacer algo de deporte
- Me recomendaron la depilación láser, y a mis 40 años iba a ser el momento
- A los 40 me iba a autoregalar un pequeño tatuaje con mucho significado para mi, con mucho de mi historia, de mis momentos malos y buenos
- Para celebrar la cuarentena quería reunir a todas aquellas personas que me quieren y darle las gracias por todo lo que me han aportado de un modo u otro
- En definitiva con la nueva década que empezaría quería hacer cambios materiales, saludables y mentales y romper con hábitos nada saludables, como hacer míos los problemas de mis padres, como ser extremadamente exigente conmigo misma en el trabajo y tomar demasiado en serio las cosas que de verdad no importan. Quería empezar a ver la vida con otros ojos, alejando de mi las discusiones, el estres, los malos ratos....
       Y ahora viene la Ironía, antes de que acabara el verano, me detectaron el cáncer y por culpa de éste o gracias a él, todo o casi todo lo que me propuse se va a ir haciendo realidad (habéis oído alguna vez esa expresión de: cuidado con lo deseas no se te vaya a hacer realidad)
- Pues bien la casa no la he vendido, ahora no puedo ocuparme de eso, es más, ya no pesa tanto en las espaldas. 
- Llevo meses sin poder coger el coche, es más ya ni me arranca.
- La depilación láser me ha salido "gratis" ya ha comenzado la estampida de mis pelos, quién me iba decir a mi que hasta los echaria de menos, y eso que afortunadamente nunca he sido muy peluda
- Los tatuajes tambien me los va a regalar la Seguridad Social, cuando me toque la radioterapia me tatuaran unos puntitos a modo de mapa del tesoro, que siempre tendrán mucho significado para mi (de los momentos malos de la enfermedad y los buenos, cuando pueda decir que lo haya superado todo)
- Ahora cercano mi cumpleaños, tengo a mi alrededor a toda la gente que me quiere, que me brinda su apoyo, su animo, su amor, su hombro y tengo la oportunidad de darles las gracias a diario y espero seguir haciéndolo durante mucho tiempo (no he tenido que esperar a celebrar una fiesta para reunirlos, ha sido una enfermedad la que los ha reunido conmigo...seleccionando de verdad los que deberían estar y los que no)
- Así que la vida con cierta ironía, sorna o lo que sea me ha dado ese empujón para cambiar los hábitos y emociones que no me hacían ningún bien. Ahora en el punto que me encuentro ya no puedo permitirme el lujo de perder el tiempo y la salud con ese estres estupido, con peleas innecesarias, con problemas que no son los míos, quiero Vivir! y escucharme un poquito más de lo que lo he hecho hasta ahora....tonta de mi lo pedí de regalo de cumpleaños y se me ha cumplido. Y debe ser que como el regalo es el no va más (ironía mía modo : ON), merecerá pasar por todo este periplo de hospitales, miedos, pruebas, calvicies, pinchazos, dolores,.... Cuanto más cuesta subir la montaña, más espectaculares serán las vistas.



jueves, 17 de noviembre de 2016

Un mes después....

Cuando casi ha transcurrido un mes desde la Tumorectomía, voy a hacer una recapitulación vertiginosa de los días/semanas siguientes a la operación:

- Una visita al cirujano para extraer liquido del pecho.

- Segunda visita a urgencias con el mismo motivo (y con 9 horas de espera hasta poder ser atendida por el cirujano)

- Llamada de anatomía patológica, cita con el oncólogo, informe detallado de los pasos y tratamientos a seguir (cuatro sesiones cada 21 días y otras cuatro de sueros y anticuerpos -creo que se llaman así- y...lo que venga)

- Me corto el pelo (jamás lo llevé corto), me compro pañuelos y sombreros (afortunadamente y modestia aparte, siempre me han sentado bien...que ya me imaginaba yo como Lina Morgan)

- Tercera visita al cirujano para volver a extraer liquido (hematoma) del seno

- Primer día de quimioterapia, conclusiones: fue mejor de lo que esperaba, no necesitaron pincharme tres veces en el brazo (como el eterno día en urgencias) el trato de la gente, sensacional. Hoy, dos días después, empiezo a notar algunas molestias, pero nada preocupante: mi cara como Heidi por los corticoides, nauseas matutinas, algo de cansancio y de momento nada más. Lo heavy vendrá en las siguientes semanas (bajada de defensas y caída del cabello) Pero me he propuesto llevarlo todo lo heroicamente que pueda, atiborrandome de frutas, verduras, hierbas y hierbajos, quinoas, chias y demás semillas superrevitalizantes.


En fín...que aquí me encuentro en la lucha, haciendo de tripas corazón para no decaer, para no tener malos pensamientos, para no desesperar por la tardanza de las otras pruebas que me faltan (pruebas de extensión) Manteniendo un pensamiento positivo a niveles máximos, ya que dicen que ayuda y mucho a recuperarse de toda esa porquería química que nos meten para poder curarnos, sin pensar ni un segundo en los daños colaterales (a corto y largo plazo) de dichas sustancias. Y por supuesto, dando gracias a diario por toda la gente que me quiere y me apoya.



miércoles, 26 de octubre de 2016

Y...LLEGÓ LA OPERACIÓN

El día 18 llegó por fín el momento de la operación. 

Resumiendo (si es que puedo):

- Pruebas radiológicas más rápidas y menos dolorosas de lo que imaginé
- Despertar de la anestesia espectacular...creo que me metieron drogas y de las buenas :)
- Resultado de la operación satisfactorio, extirpado el tumor y con él, Ganglio centinela afectado junto con dos o tres coleguillas de menor rango y libres del maldito virus
- Amenazas de darme el alta en ese mismo día, negativa forzosa debido al drenaje linfático y mi super mareo al intentar levantarme de la camilla.
- Compañera de habitación sensacional, Beatriz, chica de 38 años mastectomizada, con dos hijas y un par de huevos (me permito la vulgaridad) para salir adelante.
- Recibo el alta hospitalaria al día siguiente (19 de Octubre) aparentemente todo evoluciona correctamente. Así que nos podemos ir a casa, mi pecho tamaño balón de baloncesto, mi petaquita de drenaje y servidora.
- Postoperatorio, relativamente bueno, con las molestias normales, un gran derrame (aún no se si eso es tan normal), mi brazo derecho acolchado y acalambrado, y una botellita de plástico colgando de mi cuerpo limitándome movimientos. Cada día me he tenido que acercar al ambulatorio para las curas y vaciado del drenaje. Afortunadamente fiebre no he tenido (alguna décima tonta y despistada) y dolores pocos (aunque es cierto que una ya se va acostumbrando al dolor)
- Actualmente, sigo a la espera de que el líquido del drenaje sea cada vez menos y en una semana más o menos, la retirada de los puntos (y ojalá fuesen los del carnet de conducir)

Anécdotas (unas cuantas):

- Nada más llegar al hospital me encuentro con una clienta de la Academia en la que trabajo a la que también iban a operar, bastante peculiar la señora, muy amable, pero nada recomendable como para compartir horas previas a una operación....eso si, en la sala de recuperación me tocó al lado, ocasión que aprovechó la señora para pedirme el móvil...me hice la dormida :)
- Mi cama en la habitación estaba rota y parecía estar poseída. De repente se movía sola y amenazaba con hacer de mi un sandwich, sin importarle mi brazo atado a un gotero, ni que mi madre me estuviera dando el yogur y gritando auxilio a la vez. Acudió medio hospital a intentar dominar la cama diabólica...lo peor fue la enfermera que vino en mi auxilio que aun estaba peor que la misma cama...resumiendo: me tuvieron que cambiar de cama, entre reproches y protestas de la AMABLE , EMPATICA, DELICADA...enfermera y amenazas de muerte de mi madre a la susodicha ante la posibilidad de que la cama cobrara nuevamente vida en mitad de la noche.
- Tengo un hermano muy peculiar (los que lleváis años por aquí, igual algo recordáis) pues el hombre (mayor que yo 3 años) me dijo minutos antes de entrar a quirófano: ten te he traído una cosa para que te de fuerzas y te acompañe, imaginaba que una imagen religiosa no sería, pero tampoco se me ocurrió pensar que se trataba de un muñequito de Peter Pan (perteneciente a su colección... Ohh My God) A decir verdad, creo que me ayudó ;) y por supuesto lo conservaré espero mucho tiempo.
- Al volver a casa tras el alta mi perrillo se pensaba que lo que llevaba yo colgando (el drenaje) era una pelota para él y me perseguía por toda la casa intentando quitármela y jugar con ella. A veces lo veía agazapado mirándome fijamente, esperando el momento oportuno para lanzarse sobre ella jajajajaja Ahora el pobre ha tenido que irse a casa de los abuelos para que pueda olvidarse de mi pelota.

Conclusión:

- Ha ido mejor de lo que esperaba (menos doloroso) aunque aún este primer paso no ha finalizado
- Espero la llamada de anatomía patológica, para que me cuenten y expliquen los siguientes pasos, supongo que nada halagüeños
- Me siento muy bien atendida, arropada y querida. Parece ser que la vida siempre acababa dando una de cal y otra de arena. Un día hablaré largo y tendido, sobre la persona que llegó a mi vida para (por lo visto entre otras muchas cosas) ayudarme a pasar de la mejor manera posible este trance.
- Me siento fuerte para luchar y para sentarme aquí de vez en cuando a reflexionar. Gracias a todos por vuestros buenos deseos y apoyo. Muack!