Seguidores

martes, 20 de abril de 2010

ELLA

Alguna vez habéis tenido la sensación de haber conocido a alguien que os haya dejado tanta huella (y de la buena) de tal manera que os haga pensar que jamás volveréis a encontraros a nadie igual?

A mi me ha pasado, me pasó. Conocí a la mejor persona que se cruzó y cruzará en mi vida, estoy totalmente segura de ello. Una mujer llena de vitalidad, con una extensa experiencia a lo largo de sus 94 años, con una vida totalmente aprovechada, repleta de buenos y malos momentos, de sufrimientos y alegrías. Si como dicen, la cara es el espejo del alma, qué linda y cuánta paz poseía su alma. A pesar de su humildad, fue modelo a imitar por muchos, un ejemplo a seguir e imposible de alcanzar, cuando la hicieron se rompió el molde. No se de nadie que la conociera y no la amara, con cada palabra, con cada gesto, con sus infinitas sonrisas inundaba todo de luz.

He tenido la dicha de que esa mujer fuese mi abuela, no pasa día en vida sin que la recuerde, si como dicen la distancia es el olvido, ella debe estar muy cerquita mía. Mi relación con ella fue tan especial y para fortuna mía, algo recíproco también. Mi gran pena no haber podido pasar mas tiempo a su lado, puesto que vivíamos en otra ciudad, pero cada descuido, cada oportunidad que se presentaba no la dejaba escapar por estar con ella, pozo de sabiduría, inteligencia emocional infinita. Cuántas cosas se aprendían estando cerca de ella, lo más importante enseñaba a amar la vida, con lo mal que a veces se portó con ella. Pero que, finalmente le reconoció todo su esfuerzo y la gratificó con el adiós que ella quería, sin sufrimiento, sin dolor.

Aún me emociono cuando la recuerdo así de este modo, cuando con mis primos contamos sus anécdotas, cuando en esos momentos en que peor me encuentro, sólo con mirar mi mano y ver su alianza que me regaló hace ya mucho tiempo y que vendería mi alma al diablo, por no perderla jamás, me hace sentir mucho mejor. Miro el anillo y evoco a mi mente su eterna sonrisa, su humor constante y ya nada me parece tan grave.

Bueno abuela, te lo debía. El darte las gracias por todo lo que me has dado, por tener la oportunidad de contar y querer a alguien como tu, una vez una amiga me dijo que me envidiaba por tener una abuela como la mía, que ella jamás tuvo esa dicha, no porque no tuviese abuela, que sí, sino porque para nada era lo que ella esperaba de una abuela, el rol a desempeñar, le dije, no basta, va con la persona, con el carácter. Mi abuela fue una excelente madre, hermana, esposa (cuánto sufrió por culpa de él), tita... y por supuesto abuela.

Decirte también que todos te recuerdan y extrañan porque quererte fue tremendamente fácil, pero olvidarte imposible.




Una bonita melodía para tí

40 comentarios:

  1. Eres una mujer afortunada.

    Eso no dependia de ti.

    Eres una mujer agradecida, eso si es de tu cosecha.

    ResponderEliminar
  2. Me has emocionado, yo no conocí a ninguna de mis abuelas, pero a la tía de mi madre siempre la llamé yaya y la quería como tú has descrito.
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Jorge: gracias, puede que en otras cosas no, pero en concreto en esta, me considero muy afortunada.

    Agradecer me reconforta. Es justo hacerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ana: me alegro mucho por tí y tu "yaya", todos deberíamos tener o haber tenido en nuestras vidas a una persona así.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Sí es,

    Me has emocionado. Es muy bonito querer a alguien así. Yo te entiendo muy bien, porque también tengo una relación muy especial con mi abuela, y la tenía también (si cabe todavía más especial) con mi abuelo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hera: es que es imposible no querer a alguien que es así.

    Jo qué envidia, tener a tu abuela y que encima tus dos abuelos fuesen de ese modo. Enhorabuena.

    Otro beso para tí

    ResponderEliminar
  7. Si es lo, entiendo lo que dices y lo comparto. creo que como decía mi primo pequeño: "Quién no conoce abuela, no conoce cosa buena", en este caso, porque mi abuela es un cielo, ha sido la confidente mia y de todos mis primos y desde que nací es la unica abuela (de los 4) que ha podido estar en mi vida.

    un besazo a todas las abuelas del mundo!

    ResponderEliminar
  8. Si To... yo también conocí a una persona de esas mismas características... Mi abuela Esther... besis

    ResponderEliminar
  9. Lana: Bonita frase, me la quedo ;)Yo conocí a los 4 abuelos y aunque el resto eran muy buenos también, nada comparado con ella. Era alguien muy especial, la de anécdotas y momentos divertidos que pasé con ella.

    Me uno a ese besazo!

    ResponderEliminar
  10. Luis: pues como al resto, te/os doy mi enhorabuena de corazón porque hayáis contado con una abuela/o inolvidables en vuestas vidas.
    Lo que daría por ser una de ellas el día de mañana, pero antes hay que tener hijos, no? :)ufff

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Las/os abuelas/os, son lo mejor. Aunque sean gruñones. Uno de mis abuelos falleció el día después de conocer a mi hijo. Le llamé un mes antes y le dije, oye no te pongas malo que dentro de poco voy.
    Su última foto fue con mi boliche. He tenido la suerte de tener y conocer a 4 abuelos de lo mejorcito.

    ResponderEliminar
  12. Que envidia, yo queria mucho a mis abuelas pero solo llegué a tener un lazo fuerte con una de las dos y fue en su recta final... :(

    Y por supuesto que siempre están cerca, en el corazón aunque no estén fisicamente :)

    ResponderEliminar
  13. Pues lo más bonito que te puede pasar en la vida es llegar a ser una "abuelita" tan querida por sus nietos como lo ha sido la tuya por tí. Y si eso sucede tu abuela tendrá mucha culpa en ello

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. LA TETA REINA: jajaja mi otra abuela si era algo refunfuñona, pero a esta de la que hablo no le salía, no sabia protestar ni regañar, nos defendía a todos ante nuestros padres, hiciésemos lo que hiciésemos :)

    Qué suerte la tuya, a mi me hubiese encantado que hubiese conocido algún día a mis hijos, pero es ley de vida, aún así la pude disfrutar mucho, vivió 94 años.

    ResponderEliminar
  15. Jo T: bueno al menos pudiste tener ese lazo, que aunque te supiera a poco, ya es mucho. Hay gente que no tiene la oportunidad si quiera de conocerlos.

    Verdad? se sienten más cerca que incluso otros familiares que tengas ahí al lado...

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Sese: me encantaría, cada vez que mi madre me dice que me parezco mucho a ella (era su madre) en gestos, en rasgos, en muchos aspectos que van en los genes, hace que me sienta muy bien.

    Pero, yo creo que seré algo más gruñona ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Soy una auténtica privilegiada, porque camino hacia los 32 años y conservo a mis cuatro abuelos. Todos diferentes, todos irrepetibles. Con cosas que me gustan menos y cosas que me maravillan. Todos únicos. Los adoro absolutamente tal y como son y de todos he aprendido muchísimo. De ellos y de todos esos hermanos suyos que tuve tiempo de conocer o que aún viven. En mi familia los llamamos cariñosamente "el frente de juventudes". Son historia viviente, pozos de sabiduría, pura vida, todos ellos. Auténticos héroes y heroínas. Es más, incluso tuve la inmensa suerte de conocer a una bisabuela. Y a los que no conocí... casi. Porque he oído hablar tanto de ellos que siento que sí que les conozco. Creo que eso es de lo mejor de conservar a los abuelos: la cantidad de historia familiar que te transmiten, el nexo entre el pasado y el presente. Ellos son nuestra memoria.

    Los quiero a todos, insisto, pero eso que tú sientes por tu abuela es lo que yo siento por mi abuelo paterno: sin lugar a dudas (y esto lo afirman todos los que le conocen) el hombre más BUENO del mundo. Una de esas personas que ha dejado huella en cada ser humano que se le ha acercado. Una de esas personas que dejará el mundo mejor de como lo encontró. No hay palabras para describirle.

    Ojalá los cuatro nos duren todavía. En cualquier caso, yo no podría sentirme más afortunada de tenerles. Enhorabuena por esa abuela tuya, Síes, que siempre estará contigo.

    ResponderEliminar
  18. Seguro que donde esté se estará acordando de ti y emocionanado con estas frases que le has dedicado, solo por estos detalles merece la pena vivir......
    Besossss

    ResponderEliminar
  19. Yo también llevaba el anillo de mi abuela (de mi yaya, como la llamaba yo), pero al separarme me lo quité. Ahora que me he vuelto a casar llevo otro, nuevo, porque no quise mezclar una historia con otra, y lo tengo guardado.
    Una abuela es algo muy especial. Mi hijo quiere muchísimo a mi madre y a mí me encanta que se lleven tan bien, sé que le dejará huella :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Yo no conocí a los abuelos, sólo a las abuelas, y quise más a la que vivía en Madrid, pero por desgracia la traté poquísimo. En los años 50 y 60 los viajes eran más difíciles.

    Envidio sanamente esa relación que tuviste con tu abuela, y estoy muy de acuerdo con lo que te ha dicho Jorge.

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Lenka: gracias por tus palabras y mis felicidades por tu gran fortuna, por poder aún disfrutar de ellos, de sus historias, de sus enseñanzas. Seguro, que tus abuelos,como la mia, son libros abiertos. Contaba cada cosa de su tiempo en primera persona que nos dejaba con la boca abierta y además tenía una mentalidad nada antigua, la de risas que nos hemos echado con ella hablando de política y de ligues y de modas...

    Lo que tu dices, que por cierto me ha encantado, una de esas persona que dejan el mundo mucho mejor que cómo lo encontraron.

    Besos, felicidades y gracias nuevamente

    ResponderEliminar
  22. Aqui: nos consienten, nos miman, nos reciben con alegría, nos defienden de las regañinas....todo un tesoro, como bien dices ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Kitty: uff me has emocionado tu a mi. Gracias

    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. SU: por suerte cuando yo me casé lo hice con otro anillo, eso sí sin quitarme el de mi abuela. Y ahora ya divorciada, el de la boda ni idea de dónde está y el de ella donde siempre (en el dedo corazón)

    Aunque a veces pienso que debería guardarlo porque me aferro tanto a él que si un dia lo perdiese o me lo quitaran, me daría algo

    Otro abrazo enorme para ti

    ResponderEliminar
  25. Elvira: muchas gracias.

    Me imagino lo complicado que era antes viajar de un lado a otro. Yo tuve la fortuna de que el coche de mi padre iba y venia en vacaciones y cumpleaños y... ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Lleno de sentimiento amiga, bonita dedicatoria.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Jauroles: ella se la merecía. Y la verdad es que mientras escribía, sentía una emoción enorme. Se le echa de menos.

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Ohhhhhh, nena. Me has recordado a mi abuela. También una persona maravillosa y con una fuerza increible. Después de un día de desánimo,lo que necesitaba era algo que me diera fuerza y pensar en ella, me la ha dado.

    Por cierto, eres una persona afortunada por haberla tenido a ella, pero ella también por tener una nieta como tu.

    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Juer, me has emocionado...
    Yo he conocido a las 4 abuelos, y para mí la peronas más buena del mundo fué mi abuelo materno, era un hombre de pocas palabras, pero tenía un corazón que no le cabía en el pecho...
    Yo, doña escéptica nocreoenlavidamásalládelamuerte, a veces pienso que me protege y vela por mí.

    ResponderEliminar
  30. LA YOLI: madre mía qué bonito eso que me dices. Gracias, así el día empieza de la mejor manera ;)

    Verdad que pensar en ellas o en gente así de especial, te da mucho ánimo? Pues no dejemos de hacerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Juno: es que escribía desde lo más profundo, tengo mucho sentimiento hacia ella.

    Estoy contigo, estén dónde estén nuestros abuelos, nos cuidan o protegen. Me encanta pensarlo así.

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Tens razões para ser uma mulher feliz... e ainda bem!

    Ter essa segurança é uma boa razão para encarar o futuro com confiança.

    Beijo,
    António

    ResponderEliminar
  33. Juno y Sí es, ahora que habláis de esto me habéis recordado una cosa que ya había olvidado.

    La madre de mi chico es medio bruja (no de esas con pelos a lo loco y velas negras, sino más bien una persona con una intuición brutal). Al poco de conocerla me hizo la carta astral (algún día hablaré de este tema en El diván) y me quedé alucinada. Me dijo que había un hombre que me protegía y describió tal cual a mi abuelo que además no tenía para nada el aspecto típico de un abuelo lo que lo hizo aún más convincente. Me quedé de piedra.

    ResponderEliminar
  34. Antonio: gracias por tus palabras. La confianza nunca la perderé, espero hacer lo posible porque no suceda.

    Besos

    ResponderEliminar
  35. Hera: uff me pones las piel de gallina, yo no creo en esas cosas, pero cuando vienen de alguien en quién confías y tal....te hace un poquito dudar. De todos modos si a mi me dijeran que ven a mi abuela protegiéndome, daba saltos de alegría ;)

    Espero nos lo cuentes detalladamente

    ResponderEliminar
  36. No creo que haga falta que nadie te lo confirme, Síes. Seguro que te cuida y te protege. Creo que estas cosas no hace falta "creerlas", simplemente es que es más bonito así, no?? Cómo no vas a tenerla cerca si la llevas en el corazón y en la sangre para siempre?? No hay vínculo más fuerte que ese!!

    ResponderEliminar
  37. Lenka: qué lindo, a mi me encanta pensarlo así, que la llevo en la sangre y además como ya dije, por lo visto he herdado mucho de ella, rasgos y gestos que yo desconocía de ella

    Gracias, eres un sol

    ResponderEliminar
  38. Enhorabuena. Espero parecerme un poquito a tu abuela, ahora que ya he empezado mi andadura como tal. Yo no tuve la fortuna de conocer ningún abuel@. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. emejota: pues muchas gracias, no tengo ninguna duda de que serás una gran abuela, porque el hecho de querer parecerte y desear serlo, ya dice mucho ;)

    Por cierto me he dado una vueltita por tu blog y me ha gustado. Así que, volveré a visitarte más de una vez y de dos....

    Besos y bienvenida

    ResponderEliminar