Seguidores

miércoles, 17 de marzo de 2010

AMABILIDAD

Por qué narices, le cuesta tanto a algunos y algunas ser amables? Su trabajo es de cara al público, un público que ajeno a sus problemas personales o laborales (un funcionario que tenga problemas laborales a mi parecer es algo surrealista) tiene que tragar con su mal humor, sus caras de malas pulgas, sus órdenes y malos modos y a veces poca educación. No lo entiendo, de verdad.

En mi caso le tengo la "guerra declarada" a un par de empleados de Correos. Tras más de media hora de cola, tras pelear amablemente con todo aquel que se quiere colar e intenta trapichear con tu número alegando aquello de : "si sólo es para echar una carta". Es que ya no existen los buzones? Y por fin llegas a ventanilla, empieza la Odisea:

Yo: hola buenos días
AntipaticMan: ummmm, qué quieres?
Y: quería mandar todas estas cartas certificadas
AM: cuántas son?
Y: ufff jejeje muchas :)
AM: cuántas son muchas?
Y: 85 :(
AM: pesan todas igual?
Y: supongo que sí, no las he pesado, pero llevan lo mismo
AM: trae
Y: (madre mía respira hondo sieslo)
AM: algo más?
Y: sí esta cartulina grande, tiene usted un sobre de este tamaño?
AM: pero bueno, por qué no has ido a la ventanilla 11 (a dos pasos de la suya) a pedir uno?
Y: debe ser por qué no sabía que tenía que pedirlo allí.
AM: pues vete y a ver si tienen, que lo dudo
Y: y luego, vuelvo a sacar número para usted?
AM: no! te pasas por aquí otra vez
Y: ay, el día promete

Voy a la ventanilla 11. Hay cola. Diez minutos más tarde me toca. Bien! hay una señora atendiendo!

Y: hola venía a por un sobre de este tamaño
AntipaticWoman: de esos no me quedan
Y: entonces qué opciones tengo?
AW: pues no sé niña (me mata que me digan niña), enrolla la cartulina y la metes en una caja (que por cierto cuesta tres veces más que el sobre)
Y: deme la caja por favor...gracias
AW: siguiente!!

Vuelvo a la ventanilla origen. Estaba ocupada por otro señor que me miró con cara de psicópata, pensando que me iba a colar, le expliqué que el dependiente me dijo que me pasara. El señor me dejó su sitio.

Yo: ya estoy aquí como dijo
AntipaticMan: vale, has rellenado el papel?
Y: sí, mientras hacía la otra cola
AM: dame
Y: (ufff, qué pasaría si le clavo el bolí en el ojo?)
AM: son....no se cuántos euros
Y: me puede dar una factura para la empresa?
AM: eso se dice antes, te sabes el CIF?
Y: creí que se decía a la hora de pagar, vamos creo yo. Sí el CIF es.....
AM: ahí tienes.
Y: gracias...es usted muy amable. (con resoplido incluido)

Me doy media vuelta, topo con el señor que me cedió el sitio, que curiosamente me mira ahora con expresión de "hija cómo te entiendo" y compartimos una sonrisa.

Temo de veras por la próxima vez que tenga que ir a Correos, o voy a otra hora esperando que en el cambio de turno haya alguien más amable, o llamo a MRW, o me cojo un bus para ir a otra oficina más lejana o pierdo la paciencia allí mismo. Pero la pena es que el caso de la Oficina de Correos, no es exclusivo. En muchas otras dependencias, oficinas, o lo que sea, te encuentras a menudo con gente que atienden con muy poca o ninguna amabilidad incluso a personas mayores que los pobres a veces ni oyen bien. Me pone de los nervios, creo de veras que en un trabajo de cara al público se debe reunir determinadas cualidades y si no las tienes, pues a otra cosa, que seguro serás más feliz y el resto de la gente ni te cuento.

pd: si fuera cierto lo del All Bran, yo voto porque lo recetaran los médicos...

14 comentarios:

  1. A principios de los setenta lei hojas de hierba de walt withman, dentro esta el excelente canto a mi mismo.

    En una de sus lineas; "hasta un camarero puede ser un heroe en su profesion"

    Y me quedo grabada.

    Todo aquel que cumple su cometido de manera eficiente y amable mejora la vida de los demas.

    Todos notamos la presencia de un camarero rapido, eficiente, sonriente...nos mejora el dia.

    Quedo (la frase) como uno de mis lemas. Hacer lo que tenga que hacer con esa mentalidad.

    ResponderEliminar
  2. Sí es lo que parece17 marzo, 2010

    Jorge: si es que ni siquera pido que te reciban siempre con una sonrisa, entiendo que todos tenemos problemas, algunos muy graves y es lógico que no siempre se tengan ganas de bromas y risas. Pero al menos algo de amabilidad y educación, si la recibes, devuélvela, si te hablan con respeto, que menos que contestar con el mismo?

    El de la hostelería, como apuntas, es uno de los sectores en los que si no tratas amablemente a un cliente (a pesar muchas veces del tipo de cliente que recibes)el negocio se irá a la ruina. Y efectivamente yo he ido varias veces a un determinado lugar a comer, más que por la comida en sí, por el servicio amable y eficiente.

    Con ese lema tuyo, sin duda, harás muy feliz a la gente que te rodea.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Buenas , llego rebotado de otro sitio y este es mi primer aporte ;).

    La amabilidad en correos es un pack que llevan todos de serie,ninguno se libra. Yo me enfado y bastante cada vez que voy a la DGT a hacer algún tramite. Entre la mala leche que se gastan y lo poco trabajadores que son ...

    ResponderEliminar
  4. Muy sencillo....hojas de reclamaciones. Motivo: falta de información e ínterés. Aqui, en esta ciudad, la gente funciona asi, no se cortan y en cuanto se sienten como tu, te plantanuna hojita de reclamaciones o de sugerencias. El de atras se pone mas suave....

    Por otra parte, algo que no veo bien, es que el puesto de funcionario sea vitalicio.Cada cierto tiempo deberian revisar el comportamiento, porque por ejemplo, en mi centro de salud, tenemos, a la sustituta, de la sustituta de una compañera que lleva de baja más de un año por un problema en la uña del pie. Como te quedas?? deberian revisar trayectoria laboral, si no hay problemas, incentivar al trabajador economicamente. Si hay "problemillas" que se vuelva a examinar, ya veras como sonreirian mas cada mañana sin tener que usar el All Brain.
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón. Aunque todo el mundo tiene derecho a tener un mal día o dos.
    No sé si será por medio siglo de vida que llevo encima, por mi forma de ser o lo que sea.
    Debo reconocer que me tratan bien a los lugares que voy. En rarísimas ocasiones me han tratado de forma desagradable en esos sitios.
    ¿Ves? incluso para eso me sirve la nariz roja.
    Le pongo cara de un personaje. Le miro e intento imaginarme a mi misma en un mal día...

    Con toda la amabilidad del mundo le digo:
    " Siempre me quejo de lo duro que es mi trabajo. El tuyo es mucho más duro. ¿ No te cansas de ver a tanta gente diferente cada día?
    Debes llegar a casa agotada/o"
    Ipso facto, le asoma una sonrisa y dirá que tienes toda la razón del mundo. A partir de ahí se acabó la bordería y cada vez que entres te dará los buenos días con una sonrisa.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Kobal: Hola!! que sepas que tanto los rebotados como los que no, son bienvenidos aquí.

    Lo de la DGT, me ha recordado a cierta vez que fui a pasar la ITV, y en el mostrador había algo parecido a una persona, mezcla de robot y caráter de perro chiguagua. Menos mal que el de dentro era algo más cordial y tuvo mucha paciencia conmigo, porque no oía nada de lo que me pedía y hacía lo contrario. ;)

    Gracias por venir

    ResponderEliminar
  7. L: estaría empapelada toda la Oficina de Correos con las hojas de reclamación, jajajaja

    Y totalmente de acuerdo contigo con lo de los puestos vitalicios, lo de la uña me parece increíble como si se tratase de un chiste, madre mía. Deberían estar más vigilados esos puestos de trabajo. Y seguro, que el trato sería mucho más bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Aqui: muy buena tu táctica, la aplicaré a partir de ahora. Ya te contaré los resultados del experimento ;)

    No creo que sea por la edad, pero creo que algo influye, la verdad. Aunque lo importante es saber manejar la situacion y creo que tu y tu nariz lo haceis maravillosamente. En mi caso que casi siempre llevo una sonrisa en la cara, igual piensan que me río de ellos o yo que se...ojo, pero también los hay amables...como las meigas jajaja

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Debe ser general a todas las oficinas de correos porque la que me toca a mí también se las trae. Y lo peor de todo es el poco tacto, delicadeza,... que tienen con la gente mayor, llevan un paquete, o lo que sea, y les falta una tontería son incapaces de acabar de rellenar el impreso ellos y les hacen hacer otro viaje. Es que ni siquiera es un problema de amabilidad, muchas veces es incluso de educación

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Sí es lo que parece18 marzo, 2010

    Sese: lo dará el pegamento ese de los sellos o algo así?.

    Lo del trato de ese tipo a la gente mayor es que me pone enferma, los pobres muchas veces no entienden de todo el papeleo, ni saben rellenar determinadas cosas, qué les costaría ayudarles y perder un par de minutos más? O al menos atenderlos con la educación que merecen...en fín.

    Lo curioso es que normalmente la gente joven que está en esos puestos, no actúa así, es más típico de aquellos que llevan años y años pegados a sus sillas y ventanillas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Siempre en todos lados hay personas que pareciera que anduvieran de malas todo el tiempo, y uno no tiene culpa, lo peor es que lo dejan a uno como mal genio...No tenemos que entrar en esa energía y responderles aún con más amabilidad...
    siento que se molestan más por que uno anda feliz y libre de malas energías :)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Lorena: pues mira tienes razón, a veces se te contagia ese mal genio, simplemente porque no entiendas la razón de que traten así...ufff.

    Yo eso que dices de tratarlos con más amabilidad, me recuerda a algo que nos decían en Edu. Infantil, si los niños gritan tu como Seño háblales cada vez más bajito y al final ellos acabarán hablando sin dar gritos :) -A veces funcionaba-

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Yo odio a la gente que se excusa en que tiene muchos problemas o tiene un mal día para tratar mal a los demás. ¡Los demás no tenemos la culpa!Si no te gusta tu trabajo, estás amargado, te sientes desgraciado, tu vida es una mierda...pues te das de cabezazos contra la pared, pero a mí no me toques lo que no suena. Eso en la vida en general, pero sobretodo de cara al público hay que ser amable, educado y hasta simpático, si no agradable. Y si no puedes serlo vete a currar a un fábrica.
    Yo trabajo de cara al público, y a veces no me apetece responder a toda la gente con una sonrisa, pero creo que parte de mi sueldo es para eso.

    ResponderEliminar
  14. Juno: es que todos deberíamos saber reconocer si servimos para un trabajo o no. Y al igual que yo sería incapaz de ser médico o abogada, pues al que su carácter no le permita ser amable o educado pues que trabaje en una oficina o fábrica o yo que sé, pero que no sea con trato al público. Entendemos que todo el mundo puede tener un mal día, pero que todos los días sean malos, No.

    ResponderEliminar