Seguidores

miércoles, 3 de febrero de 2010

ANECDOTARIO


Aquí va uno de los to me pasa a mi.


Sabéis de alguien al que mientras condujese tranquilamente (bueno a unos 70 km/h) por una carreterilla de pueblo, se le metiese dentro del coche un... murciélago? Pues bien, ya "conocéis" a a ese alguien, osease yo misma.


Cierta tarde-noche veraniega, iba en mi coche (omitiré los detalles acerca del mismo) dirección al pueblo a unos 9 km de la ciudad, con las ventanillas bajadas y no sólo porque fuera verano es porque casi siempre las llevo bajadas (hasta aquel día, claro) y con la música a todo gas (no sé qué me pasa, pero cuando me subo en mi vehículo, me transformo y me vuelvo un poco "choni", me lo haré mirar). Bueno el caso es que ya empezaba a estar oscuro y se veía regular, pues bien a mitad de camino, sentí (puesto que oír era imposible, debido a la discoteca que llevaba dentro del coche) como algo golpeaba el marco de mi ventanilla y acto seguido ese algo se colaba dentro rozando mi pelo y cayendo por mi espalda.


Ante todo recordé las sabias palabras de mi profesor de autoescuela (qué paciencia tuvo conmigo): "pase lo que pase, hay que mantener la calma". Y aunque mi primer impulso habría sido frenar en seco y salir gritando como una poseída (aún sin saber qué demonios era lo que había entrado), mantuve la calma, evitando así un choque en cadena ya que detrás mía había más de un coche. Me decía a mí misma que seguro no era nada y que ya me quedaba muy poquito para llegar, pero sabéis lo de que la curiosidad mató al gato? pues no me pude resistir y solté una mano del volante para tocar aquello que estaba entre mi espalda y el asiento...argggg qué es esto? qué suave!..y conocéis esa sensación cuando tu mente se dispara y ante la duda empieza a generar imágenes e ideas absurdas para dar explicación a algo? pues a mi me dijo mi mente que aquello debía ser un globo, sí, lo juro, pensé que era un globo (mecanismo de defensa maravilloso el mío).


Pero a pesar de mi grandiosa imaginación, el trayecto se me hizo eterno y hasta quité la música, (creo que por si al globo le daba por emitir algún ruido extraño) Por fin llegué a mi destino, y como aquello del globo a esas alturas me parecía de lo más absurdo: con el motor en marcha aún, pero el freno de mano echado, salté al asiento del copiloto y desde allí salí a la calle. Bordeé el coche, abrí la puerta del conductor para que se encendiese la luz interior y...madre mía! allí estaba algo peludo y horroroso que parecía una rata ocupando mi asiento, y creo que aún se movía. Menos mal que por allí pasaba en ese momento un vecino al que conocía y al que por supuesto pedí ayuda (socorro) para sacar aquel bicho de allí. El hombre exclamó: "pero si es un murciélago!!, esto sí que es raro, con la vista nocturna que tienen estos bichos, mira que es difícil que pase algo así." Y añadió, para hacerme sentir mejor: "lo has tocado? es que dicen que estos animales transmiten muchas enfermedades.."


Ay! creo que no lo dejé ni acabar, salí pitando a lavarme manos y pelo con agua hirviendo y desinfectante. Uff qué mal rato, yo que siento terror por los bichejos y soy de las de salir corriendo si se me engancha alguno en el pelo, ahora pienso que menos mal que antes de entrar en el "batmovil" se golpeó, si me empieza a revolotear dentro....

10 comentarios:

  1. a pesar de que yo tambien les tengo algo de susto, pienso tambiénq ue muchas csas te pasan pero ve el lado positivo, tienes una vida entretenida, llena de altos y bajos que no la hacen plana :)
    cariños y maneja con las ventanas de tu móvil cerradas sobre todo en esta época.

    cariños

    ResponderEliminar
  2. A ver si era yo.
    En el calendario maya o azteca dicen que soy uno de ellos. (risas)
    Eso sí, te puedo asegurar que no hago daño a nadie.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. jaja dios mío! Qué asco! me has recordado cuando una cucuracha de esas rojas voladoras me atacó en plena noche quedándose unos segundos en mi peloooooo! Dioos! se me acaban de poner tooodos los pelujos p'arriba!

    ResponderEliminar
  4. Lorena: la verdad es que sí, mi vida es de todo menos rutinaria. El día que no me pasa nada fuera de lo normal siento que me falta algo ;)

    Jejeje, gracias por el consejo, ahora uso más el aire acondicionado

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Aqui: tu? espero que no, porque le dije de todo..perdóname estaba presa del pánico. Miraré cuál es el mío...me temo lo peor jejeje

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Nebroa: me moría de asco!! y lo toqué!!! Ahora que lo tuyo tiene tela, cucaracha y roja arggggg.
    Jajajaja yo creo que mi pelo no ha vuelto a ser el mismo desde entonces

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Por qué crees que me lo corté yo!?!?!

    ResponderEliminar
  8. Nebroa: jajajaja, yo es que soy muy cobarde con lo de los cambios de "luk"

    ResponderEliminar
  9. jajajajaj esta entrada ha estado muy graciosa ^^ solo de imaginar a una chica salir del coche como una loca y gritando JAJAJAJAJa

    ResponderEliminar
  10. MoeX: hola! jejeje, me alegra te haya hecho gracia, yo ahora me río, pero pasé un miedo terrible :) qué asco de bicho.

    Saludos y gracias por comentar

    ResponderEliminar