Seguidores

martes, 23 de febrero de 2010

DESTINO?

Destino es el poder sobrenatural que, según se cree, guía las vidas de cualquier ser de forma necesaria y a menudo es fatal, es decir, inevitable o ineludible. En la cultura occidental la mayoría de las religiones han creído en formas de destino, especialmente relacionada con la predestinación. El destino es un camino con muchas direcciones (Wikipedia)


Creéis en el destino?, habéis pensado alguna vez en aquello de que hagamos lo que hagamos, nuestro sino nos va alcanzar, porque, tal y como dicen por ahí, el destino de las personas está escrito?.


Es una forma de consolarse cuando las cosas van mal? Supongo que sí, el pensar en que actuemos de un modo u otro, esas cosas habrían terminado de la misma forma...o no. Pero sí que he de reconocer que en determinadas ocasiones te cruzas (a lo largo de nuestras vidas) con personas con las que es casi inevitable pensar que están predestinadas para algo, o que sus destinos le persiguen por mucho que intenten evitarlo. Sí, ya se que todo esto es mucho de superstición.


Es cierto que nuestras decisiones unidas a las de los demás condicionarán y han condicionado nuestro pasado, presente y futuro, una especie de "efecto mariposa", pero....y si nos diera por pensar que todo ese conjunto de actuaciones forma precisamente parte de ese destino. La verdad es que sería muy injusto de ser así, porque si está todo ya "escrito" en las estrellas o en un libro que nadie encuentra, ni siquiera Indiana Jones, vendríamos a ser una especie de marionetas movidas por no se quién o qué. Y personalmente a mi ésto me produce más angustia que consuelo.


Como ya he comentado en alguna entrada, metafóricamente hablando, desearía escribir yo mi libro que nadie lo escriba por mí, quiero que mis decisiones y actos posteriores ya sean acertados o equivocados, sean los que me vayan mostrando el camino a seguir en la medida de lo posible puesto que... hay algo que ocupa a menudo mi pensamiento y me resulta verdaderamente inquietante, el caer en la cuenta de que la decisión o determinación de una sola persona pueda llegar a afectar a millones de ellas, como en el caso de un mandatario que decida entrar en guerra, el destino, las vidas de esos millones se verá condicionado por una sola persona....me aterra.


En fin, que desconozco si hay destino escrito o no, pero por si acaso, yo me quedo con esta frase:

"El Destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos"
W.Shakespeare

(Guardémonos entonces un As bajo la manga ;)

13 comentarios:

  1. No creo en el destino, porque entonces, ¿dónde queda la libertad del hombre?. Creo en la libertad humana y en la providencia divina.

    ResponderEliminar
  2. toda la razón querida amiga, a veces el destino nos pone situaciones, lugares, predestinadas, pero nosotros en realidad vivimos y jugamos aquellas situaciones, y las podemos hacer cambiar.

    Pero he conocido personas que las sigue su destino aunque huyan....no se por que sera, aun no logro decifrarlo..

    cariños y un brazo muy grande venga.

    ResponderEliminar
  3. Não posso acreditar que tudo o que fazemos está escrito...

    Temos sempre opções...

    ...o difícil é escolher a melhor.

    Mais difícil, ainda, é saber qual é a melhor...

    Un saludo cariñoso,
    António

    ResponderEliminar
  4. Vivir: muy acertadas tus palabras, se supone que somos seres libres, libres para decidir y actuar, con lo cual sería absurdo que todos nuestros actos no sirviesen o no dieran lugar a nada.

    Bienvenida, gracias por comentar

    ResponderEliminar
  5. Lorena: eso es, en nuestro camino nos encontraremos diferentes situaciones y de cómo respondamos ante ellas dependerá nuestro destino.

    El destino de cada persona, lo escribe ella misma como consecuencia de las variables que le rodeen y las decisiones tomadas junto con éstas.

    Sí, hay gente, que parece llevar escrito desde su nacimiento lo que le va a suceder...o simplemente se trata de que el entorno y su forma de ser no le ayudan a cambiar la dirección marcada...no sé

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  6. Antonio: ojalá supiéramos en cada momento y ante cada bache del camino cuál es la mejor opción, decisión o dirección a seguir.

    Unas veces acertamos y otras erramos y como de todo deberíamos sacar lo positivo, lo mejor es pensar que al menos de nuestros errores aprendemos.

    Saludos y bienvenido, vuelve siempre que quieras

    ResponderEliminar
  7. Veo que te ha visitado el sapientisimo Antonio, que ademas de un gran pintor, fue el primero en comentar en mi casa en el lejano invierno del 2007.

    No. Cada uno nos labramos nuestro camino, influidos por el entorno, la sociedad en que vivimos, etc.

    Pero el control de nuestra vida nos pertenece y los errores que cometemos tambien.

    ResponderEliminar
  8. Hola Sí-es:

    La frase de Shakespeare me parece genial, es una de mis favoritas. Pero sí que es cierto que a veces parece que hubiera un guión escrito que se repite, como un tipo de situación que vivimos una y otra vez, en distintos lugares, con diferentes personas. Es posible que eso suceda como resultado de creencias que tenemos profundamente arraigadas, y esas mismas creencias parecen atraer más de lo mismo.

    Lo difícil es aprender a jugar bien nuestras cartas. En eso estamos, ¿no?

    ResponderEliminar
  9. Jorge: sí he tenido una grata sorpresa con la visita de Antonio. Verdad que esas cosas nunca se olvidan? el primero en comentar...tu fuiste la primera persona que visitó mi "rinconcito" y me comentó y yo por supuesto no sólo no lo olvido, sino que además me siento orgullosa, ea!

    Tener el control...a veces interfieren tanto las influencias externas, que cuesta.

    ResponderEliminar
  10. Elvira: hola, coincido contigo en que las creencias, supersticiones o religiones juegan un papel muy importante en todo ésto del destino o la predestinación.

    Y sí, lo difícil es saber, en el caso de que nos estuviesen siendo repartidas esas cartas, cómo jugarlas y más si te ha tocado una mala mano. De ahí que piense en guardarme un As, el de la determinación, optimismo y fuerza de carácter.

    Un beso y gracias por comentar

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que al escribirlo, no me planteé muy seriamente si creo o no en el destino; creo que es un comodín para mucha gente, como la religión, ya que si consigues algo, es por tu esfuerzo y sacrificio, pero si algo ha salido mal es porque estaba escrito... o como mucha gente dice, porque Dios lo quiso así...

    Da que pensar, yo no creo en el Destino, ni en Dios, ni en el Karma... yo creo en las casualidades, en la educación de las personas y en la capacidad de raciocinio y creatividad para afrontar los problemas y conseguir nuestras metas.

    Aunque... después de un mal día... biene bien echarle las culpas a otro!! :)

    ResponderEliminar
  13. Lana: el socorrido autoconsuelo cuando algo va a mal, cuando a algo no le encontramos explicacion que nos convenza.

    A mi también me gusta pensar a menudo, que todo es fruto de un cúmulo de casualidades, de que nuestras actuaciones unidas a las de otros y en un determinado entorno generen un camino, diferente al que habría de haberse modificado alguna de esas variables.

    Uy! jejeje eso de echarle la culpa al otro, es lo más socorrido que hemos inventado jejeje

    ResponderEliminar