Seguidores

domingo, 31 de enero de 2010

SI VOLVIERA A NACER


Cuántas veces me he preguntado aquello de: si volviera a nacer, sabiendo lo que hoy sé, cometería de nuevo los mismos errores? Estoy casi segura de que los mismos no, pero sí muchos otros diferentes. Y es que además creo que necesitamos tanto de nuestros aciertos como de nuestros errores, o acaso no es cierto que se aprende más de los fallos cometidos que de los aciertos? Para mí es así.


Una de las cosas más bonitas que tiene la vida es que no dejamos nunca de aprender, hasta el último de nuestros días seguimos aprendiendo, aprendiendo a vivir.


Este asunto me trae también al recuerdo una asignatura que tuve hace años "Resolución de problemas matemáticos" en la que lo importante no sólo era llegar al resultado correcto, sino que la misma importancia o más tenía la forma, el medio por el que se llegaba a la solución. Incluso se planteaban problemas en los que existían varias maneras de resolverlo y todas ellas correctas. Pues bien, pienso que con nuestros fallos, errores y/o problemas pasa igual, existen múltiples formas de solucionarlos, sólo necesitamos encontrar la más correcta para nosotros mismos que no siempre tiene que ser la más conveniente para los demás.



Todos nos hemos caído y caeremos en más de una ocasión, lo importante es aprender a levantarse y hacerlo cada vez mejor...tenemos toda la vida para aprender a hacerlo ;)


Feliz y fresquito domingo

9 comentarios:

  1. Lo que dices es cierto, pero si tengo que elegir prefiero aprender a basa de exitos.

    Pero sobretodo coincido contigo en que lo que hay que aprender es a encontrar las soluciones que nos convienen a nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Pero y si has acertado sin saber cómo? Podías volver a acertar? ,como decimos por aquí, "rizando el rizo". Jejeje

    ResponderEliminar
  4. Dicen las malas lenguas que errando se aprende.
    Lo que se olvidaron de decir es lo que duele.

    Mientras menos fracasos, mejor.
    Creo, que aparte de desastre, soy muy despistada.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. x=5 , y=2 ,31 enero, 2010

    ¿Acertar sin saber cómo?... (y encima, dos veces)

    Eso significaría que la vida es más sencilla de lo que parece. Y que solamente nosotros nos la complicamos...

    Lo mismo que la loteria. Hay que estar en el lugar preciso y en el momento adecuado.
    Volveré a leer "La Profecía Celestina"

    ResponderEliminar
  6. Aqui: si que duelen, he tenido alguno que otro y se pasa realmente mal. Por eso pienso que debemos aprender mucho de cada uno de ellos, para no volver a fracasar (en lo mismo) si es que depende de nosotros o al menos para aprender a superarlos cada vez mejor.

    Un saludo..uy si yo te dijera lo desastrillo que yo soy...jejeje

    ResponderEliminar
  7. X,Y: creo que hoy estoy un poco espesa (se me han debido congelar las neuronas), pero me refería a que si aciertas en algo (de casualidad) no aprendes tanto como con el ensayo-error, claro está que no se puede generalizar. En el caso de la lotería depende en gran medida del azar, otro tanto de la inversión (yo me quejo de que no me toca, pero es que casi nunca juego ;)

    Lo mejor de la vida es que no deja de sorprenderte, sencilla poco poco

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  8. siempre hay que perseverar hay aunque uno se canse, aunque queden pocas ganas, aunque los medios sean dificiles, aunque todo se complique....
    a veces se complica todo...a veces nada parece tener salida, solo q en algun lugar la hay o a veces esta a nuestro lado y no la vemos...si volvieraos a necer cometeriamos otros errores quizas mas avanzados o mas complejos, o tal vez con mas madurez para afrontarlos....

    cariños

    ResponderEliminar
  9. Lorena: esa madurez es la que vamos adquiriendo tras la suma de nuestros fracasos y aciertos y es la que, afortunadamente, te enseña a ver que por escondida que esté, siempre hay una salida.

    Gracias por tus palabras y por comentar

    ResponderEliminar