Seguidores

martes, 31 de julio de 2012

OTRA VEZ YO

Hoy habría sido mi octavo aniversario de boda y no! no por ello hablaré de penas, desgracias, divorcios, separaciones....

Voy a escribir de mi noche de bodas, omitiendo claro está, los detalles más escabrosos. Bien, resulta que hoy al ser esa fecha tan señalada inevitablemente me he puesto a recordar aquellos días que pasaron como en una nebulosa y ya escribí hace tiempo por aquí algo acerca de las señales que me avisaban una y otra vez del error que suponía para mi ese enlace y a las que por supuesto hice caso omiso, porque si lo llego a saber....
  









El que iba a ser mi marido hasta que la muerte nos separase (creo que se llamaba Raquel y no muerte, pero bueno) se presentó en la iglesia totalmente medicado con valium, torecan (si no recuerdo mal) y alguna droga legal mas, sufría de vértigos, mareos y creo que cagalera. Aguantó la ceremonia como pudo y llegamos al banquete, al segundo plato ya estaba diciendome por lo bajini que cuando acababa "aquello" (nuestro-se suponía-día mas feliz) que se encontraba mal, que le caían sudores (normal un 31 de Julio en Andalucia) A veces pensaba que me dejaría allí sola cortando la tarta ayudada del camarero, aunque me entristecía y preocupaba verle así, el Amooorr, que venda más grande nos pone. En fin aguantó también hasta los postres, pero a la hora del baile ya si que no, suplicaba con la mirada y con susurros que nos fuésemos de allí (de nuestra boda) con lo cual no abrimos el baile, no pude concederle uno a mi padre con la ilusión que tenía y prontito nos fuimos para el hotel.

Supongo que la gente imaginó lo ansiosos que estábamos por quedarnos solos, pero aún así familia y amigos quedaron muy extrañados con nuestra estampida. Luego con el tiempo y lo acontecido me da bastante rabia pensar que los que peor los pasamos ese día fuimos nosotros mismos, ya que a la mayoría de invitados les amaneció en la fiesta y que disfrutaron enormemente de todo aquello. 

Camino del hotel, yo me imaginaba dándole un besito de buenas noches, un que descanses y hasta mañana, Yo!, que me había imaginado esa noche llena de lujuria, desenfreno,...etc. Lo cierto es que cumplió con los deberes conyugales (con el desenfreno y la lujuria escasos), y dando gracias porque si llego a quitarme una horquilla más del moño, cuando salgo del baño, en lugar de encontrarme con mi marido por estrenar, me topo con un hombre mayor barbudo dando ronquidos de animal.

Amanecimos e ilusa de mi creyendo que lo peor ya había pasado, su segunda manifestación tras el buenos día fue: "no me encuentro bien" Argggggggg

Continuará......................................Ya lo siento, pero es que no me da tiempo


pd: que conste que no intento ridiculizarlo ni nada parecido, me casé muy enamorada (de lo contrario no lo habría hecho) solo que por lo visto (y según sus propias palabras, a veces contradictorias y dañinas) no era tan recíproco como se esperaba, como se me hizo creer. Y hay cosas que una misma se niega a ver, pero que ahí están, detalles, "señales"......

pd: La imagen la he sacado de Google (que es como las tiendas de chinos, tienen de to)

21 comentarios:

  1. Recuerdo que contaste lo del valium, el torecan, los mareos, la cagalera y demás pero no sé por qué sospecho que falta lo peor :SSS

    Ay, pobrecita :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, bueno lo peor fue la suma de todo y lo cierto es que ahora recuerdo todo aquello con cierta guasa, visto desde fuera y con la lejanía las cosas se ven de otro color ;)

      Besos

      Eliminar
  2. Ayyyy espero que el "continuará" sea pronto porque que intriga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea yo también espero que sea pronto jejejeje

      Eliminar
  3. Si ya te he dicho yo mil veces que hay que hacerle caso a esa sabia intuición que tenemos!!! Ay, si es que tenía yo que haber estado en esa boda...

    Y que te echo de menos, guapa!!!

    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras Alice, qué sorpresa mas agradable encontrarnos por aquí, qué recuerdos! qué buenos!

      Nos negamos a ver cosas que nos duelen y por eso quizá ignoramos la intuición. Esooo tenía que haber estado mi "Alice de la Guarda" allí

      Besossss, yo también a ti

      pd: sin novedad en el frente, mar en calma :)

      Eliminar
  4. En fin, cuando pasa pasa y de todas maneras seguro que en estos años ha merecido la pena el que te dieras cuenta.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teologia;

      claro y más vale tarde que nunca.

      Saludos

      Eliminar
  5. Sieslo, ahora estoy de vacaciones, pero a la vuelta, tengo ganas d contar mis señales, que fueron tb muy pero que muy evidentes, y yo no las vi, estaba miope total.

    De nuevo, coincidimos en un montón d cosas otra vez... Tu parece que lo llevas muy bien estas cosas ya, se me pasará a mi???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala!! tu también inmune a los neones?? jajaja

      Vaya tela, pues espero intrigada las tuyas. Pero ahora disfruta de tus vacaciones.

      Se te pasará, lo que está claro es que todos necesitamos en estos casos un tiempo "de duelo", a algunos les dura un poco más que a otros, pero apuesto lo que sea a que ya mismo te quitas el negro ;)

      Besos

      Eliminar
  6. Caramba, Sieslo, vaya aventurita. Parece que te equivocaste en la elección, aunque ya se sabe, el amor a veces es una venda que nos pone en los ojos que nos impide ver la realidad, sobretodo si esa realidad no nos va a gustar.

    En fin, seguiremos atentos la continuación de la historia

    Saludos cordiales, Sieslo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Hola Sese,

      mis cosas, que ojalá en algún momento hubiesen formado parte de la ficción, pero no.... :) Tienes razón, el corazón nos ciega la razón.

      Supongo que no os haré esperar mucho

      Feliz Noche

      Eliminar
  7. Madre mía... o una de dos: se encontraba muy mal de verdad, o no le importaba nada la boda.
    Es que hay veces que estaría bien poder ver el futuro, ¿a qué sí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Tequila

      Yo creo que a día de hoy ni él lo sabe muy bien qué le pasaba. Es verdad que ver el futuro nos evitaría algún que otro tropezón, pero ver algo que no podamos evitar que suceda....qué mal rato, no??

      Besos....por cierto puedes decirme como hago para leerte, o seguirte o...ambas cosas? ;)

      Eliminar
  8. La venda, la famosa venda que nos pone el amor en los ojos. Esperando la segunda parte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venda, ingenuidad, inocencia (del primer y único amor hasta al momento)...en resumen, ciegos como para vender cupones.

      Hacia tiempo, que no dabas señales, espero que todo vaya bien.

      Feliz sábado

      Eliminar
  9. Me encanta!!! qué fresco lo relatas!!!!! Enhorabuena por tu escrito y por tu No-octavo-aniversario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y por tu visita.

      Saludos!

      Eliminar
  10. Qué fuerte, demasiado tarde vengo yo a leer esto, y creo que la segunda parte ya la tienes. Voy a ver, porque lo que es el día de la boda, fue un poco desastroso. Pobrecilla... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy para tardona yo, con lo que tardo en contestarte.

      Ainsss, si lo llego a saber lo dejo en el altar y que se case con el cura ;)

      Eliminar