Seguidores

miércoles, 10 de noviembre de 2010

CAPRICHOSO AZAR (Cap.2)

Si que es caprichoso el azar, suerte, destino o llámese como se quiera. Precisamente hoy cuando por fin dispongo de un lugar y un tiempo para mi y solo para mi, es cuando no me encuentro precisamente bien para escribir, para contar cosas graciosas o bonitas de mi día a día en mi nueva vida.

Estoy triste, algo deprimida, el día está bastante desapacible y mi primera intención aprovechando que hoy me tocaba comer sola, era la de pasear y pasear, perderme entre estas calles desconocidas aun para mi, pero tras unas vueltas y unas compras, he caído en la cuenta de que aún no he encontrado el lugar, el recorrido para perderme y poder pensar, en el que refugiarme para salir después de allí, con fuerzas renovadas. En Granada, en mi tierra, tenia todos esos lugares, en ocasiones necesitaba el coche para llegar, sin embargo en otros casos, caminando lo alcanzaba facilmente.

La pregunta sin duda, es la de por qué me encuentro así, verdad? Pues por un cúmulo de cosas, porque estoy hecha un lío, no me arrepiento de la decisión ni mucho menos, pero una cosa es imaginar el cambio y otra muy diferente vivirlo. Mi estúpida autoexigencia y necesidad de perfección, me esta volviendo loca en lo que respecta al trabajo un trabajo que no tiene nada que ver con lo que he hecho hasta ahora y no concibo no saber hacer algo, que por otro lado según me han dicho es lo mas normal sin una base previa, pero eso no me ayuda a sentirme mejor, me veo como una inútil a la que va a costar meses enseñar y eso me afecta y mucho en mi día a día. Exteriorizo esto que ahora escribo y a veces la respuesta no es la que espero y en lugar de ayudar, la situación empeora. Se que la culpa es mía, por la excesiva dureza con la que me juzgo y las ganas porque todo vaya bien y rápidamente. Por otro lado el ritmo de vida por aquí, de momento aun no me ha permitido establecer relaciones fuera de lo que es el trabajo o mi pareja y aunque se que aún es pronto, no dejo de sentir que echo de menos aquello que tenia y ahora tengo que volver a encontrar.

Además añadiré: aquí no hay bares de tapas!!!!! ains con lo bien y agustito que está una en una terracita, con su cerveza y su tapa ;)

Bueno, que como veréis he aprovechado este hueco disponible para desahogarme, razón de más para seguir sin confesar la existencia de este blog a mis mas cercanos, igual no me entenderían, igual les dolería saber que hay días como el de hoy en el que no me encuentro bien y noto taaannnnto la falta de cosas como esta, escribir para mi, para vosotros, mis alegrías o mis penas, saber de vosotros y vuestras cosas....qué tiempos aquellos en los que El Guadiana nunca aparecía (je, y yo me quejaba) y tenia todo el tiempo del mundo para "bloguear". Qué bien me venían esas terapias. No pienso dejar el blog, aunque no haga uso de el tan a frecuentemente como antes, solo que ahora aprovecharé, buscaré y robaré ratos a mis días para poder estar por aquí y compartir.

Gracias de nuevo a todos/as por vuestras visitas. Bienvenidos a los nuevos/as y aunque no os comente, os leo a ratitos, el mejor invento del mundo, sin duda un móvil con WIFI, que a la hora del desayuno o el descanso me viene de lujo :)

Besos y abrazos


pd: el abuelillo sigue con sus pesquisas, hace poco me preguntó si tenía hijos. Este hombre pretende algo, no? jejejeje es broma

pd2: por cierto alguien me puede decir, por qué extraña tanto en estas tierras que yo llame a los garajes cocheras?? Tan raro es? :P

38 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente, los cambios no son faciles, y es normal que hechar de menos, y que te cueste acostumbrarte a cosas nuevas, costumbres diferentes, si te entendere!!! pero no te hagas problema, que te adaptaras y mas si estas bien con tu pareja, contenta con la decision tomada.
    En cuanto a lo del trabajo, un poco mas de lo mismo, tiempo al tiempo, aprender lo que haga falta, y luego, te reiras del asunto.

    Y de las palabras ni te digo, es que nuestro idioma es tan rico, que tenemos muchas palabras para una misma cosa, y segun los sitios predominan unas sobre otras.

    Y a buscar ese sitio que necesitas!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Qué me dices?? No conocen cochera??? Deben de ser de otro Aragón jajaja. Yo al menos he escuchado esa palabra toda mi vida, no en la ciudad,pero en el pueblo siempre.

    Bueno mujer, ánimo que aunque cuesta comenzar de nuevo todo se arregla después.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues yo lo de cochera no lo he escuchado demasiado en mi vida, jeje.
    Bueno, hay días difíciles, y eso unido a que hace poco tu vida acaba de pegar un giro radical, hace que igual te afecte de forma más fuerte a lo que lo haría si estuvieses en tu entorno "de siempre".
    Pero mi experiencia me dice que ya encontrarás donde perderte, ya sentirás que estás integrada, y pronto dejarás de sentirte una inútil. Yo también me exijo mucho y sé lo que es sentirse tonta o una molestia, pero asúmelo, no lo eres. Si no, te lo harían notar seguramente. Seguro que lo estás haciendo bien pero prefieres ponerte en lo peor. Así que mucho ánimo y espero que pronto estés más relajada, sin someterte a ti misma a un examen constante y a tanta presión.

    Un besote y gracias por compartir tanto con nosotros!!

    ResponderEliminar
  4. El abuelillo ese es un cotilla de tres pares de narices, por cierto. xD Eso sí, cuando nosotros nos mudamos al piso, a los pocos meses uno de los vecinos le preguntó a mi novio por cuánto lo habíamos comprado!! La gente tiene mucho morro.

    ResponderEliminar
  5. Lo de cochera, como te dice Sonia, se utiliza en todos los pueblos de Aragón así que el que te lo haya dicho no controla mucho.

    En cuanto a bares de tapas no sé exactamente donde estás pero en Zaragoza hay muchos y en Huesca también hay alguno.

    Besos y ánimo!!!

    ResponderEliminar
  6. jajaja.. aquí desde luego, no se dice cochera!
    En fin, para todos los cambios necesitamos tiempo. Tiempo para amoldarnos a ese sitio, y también para que ese sitio se amolde a nosotros. Ánimo.

    ResponderEliminar
  7. Bueno reina que la adaptación cuesta. Es normal que tengas morriña. No te preocupes por tu trabajo que nadie nace sabiendo y tú eres muuuu lista lo pillas enseguida, fijo. Date una oportunida.

    Lo del abuelillo meperdío oooo no lo recuerdo.

    Del coche cochera, más claro el agua. Además más nuestro, garaje como que suena a garage.

    Un beso cielo.

    ResponderEliminar
  8. Un cambio así tiene que costar, pero seguro que en nada ya te sientes como en casa.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué bueno saber de ti, Sieslo!. Me alegro que las cosas vayan bien, si tomas la paciencia necesaria seguro que estas pequeñas cosas que cuentas se arreglarán, ya verás como sólo es cuestión de tiempo. Lo de las cocheras sólo lo había oído referido a los garajes de autocares y autobuses, todo lo demás son garajes. Claro que cada zona tenemos nuestras rarezas lingüísticas. Fíjate que aquí a los mixtos de jamón y queso les llamamos bikinis.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ánimo "shiquiya" que todo pasa!! ya verás cómo te integras enseguida, el otoño es tiempo de melancolías y desánimos, pero no te vengas abajo.

    ResponderEliminar
  11. En fin:
    Cambiar supone muchos esfuerzos y adaptarse a cosas nuevas en todo.
    El perfeccionismo y la exigencia excesiva no lleva a nada; sosiégate y deja que las cosas vayan a su ritmo, lo que no puedas aprender hoy lo aprenderás cuando proceda, y las normas las marca la otra parte. No vayas de talibana contra tí misma, pues.
    En las relaciones personales notarás más y extrañarás más la gente que no está ahora a tu alrededor, tendrás que ir tejiendo poco a poco nuevos lazos. Que eso influya en la relación de pareja no es extraño, pero lo lógico es que se vaya superando.... Y efectivamente si necesitas desahogarte porque no tienes otro medio que éste, es perfectamente natural que lo tengas para tí sola.

    Pds.
    Al viejo prueba decirle que tienes 10 hijos y que no los pudiste traer porque no caben en el piso .... A ver que cara pone.
    Lo de la cochera, pues acepta que en cada lugar puede cambiar mucho el nombre de las cosas sin que se trate forzosamente de otro idioma.

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué tal vas guapa?
    Ha tenido que ser un cambio muy grande, pero no nos abandones, que tenemos ganas de saber cosas de ti.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Imagino que todo será cuestión de tiempo ya verás como te adaptas, lo que pasa es que no va a ser la pulga benito, todo lleva su tiempo.

    Lo peor que yo llevaría serían la tapas de los bares, yo estoy acostumbrado a mi cañita de los domingos y mi aperitivo y eso sería lo peor.

    Pero vamos que te lo soluciono ahora mismo, mándame tu dirección que te mando vía seur un pata negra que se caga la perra.

    Besitos y mucho ánimo, ya verás como todo sale bien y si no hazte de vez en cuando una escapadita para Granada (como para no echar de menos Granada) y se te quitan las penas en casa de mami.

    ResponderEliminar
  14. Siempre fue cochera de toda la vida!!! jaajaj la gente del norte... que son todos muy apañaos

    Ya era hora de una actualización y te diré que es una etapa de aprendizaje, cuesta hacerse pero si te paras a pensar seguro que aprendes más rápido de lo que la gente piensa. Así que no desesperes porque es un regalo poder tener lo que deseabas de una vez.

    Un saludo y no concibo que no haya bares de tapeo.

    ResponderEliminar
  15. Ya se te echaba de menos preciosa. Vamos a ver, lo del trabajo que sientes, es lo más normal del mundo para una persona tan responsable como tu. Ya se que leer esto no sirve de nada, pero nadie como tu para ser realista y superarte.
    Respecto a tu cambio de hábitos, evidente, y lo siento por los maños, Granada es mucha Granada y ya está dicho todo, pero tú busca bien en alguno de esos paseos y apunta, quizás no sean lo mismo, pero poniendole buena intención.....
    El viejecito, ligando como puede, ja, ja. y lo de las cocheras, bueno según donde no es un término muy común. Yo tengo asociado el término al lugar donde "duermen los autobuses públicos.
    Un fuerte abrazo y mucho ánimo que todas piezas acabarán encajando.

    ResponderEliminar
  16. Lo de las cocheras no me extraña. Precisamente tengo dos en... Granada jajaja

    Ya en serio, no te exijas más de lo que es normal, y ten paciencia contigo misma, o la situación se volverá en tu contra más de lo que ya crees que está. Eres humana ¿no?
    Y tranquila, que encontrarás esos lugares que necesitas, sólo es cuestión de que salgas en plan expedición por la ciudad y alrededores.

    Cuídate ¿vale?

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Con que estás en Aragón...vaya vaya, fijate, el manchego acabó en Navarra y la granaina en Aragón!!! Bienvenida a la mitad norte!! Entiendo tu "desanimo" pasajero, los cambios siempre se notan, pero en un par de días estás como nueva, ya verás. Lo de los bares de tapas, alguno habrá, yo no te puedo decir porque no he estado en...bueno, como no se donde has puesto el huevo exactamente, no te puedo decir. Eso si, tienes mucha suerte, mucha mucha suerte...estés donde estés, tendrás Mercadona, cosa que yo no tengo en Navarra...que suerte que tienes!!! Besotes desde la región vecina!!!

    ResponderEliminar
  18. Mucho ánimo, guapa, yo creo que es un momento de adaptación que necesitas pasar para poder seguir adelante. Yo creo que es normal: han sido muchos cambios en poco tiempo, y no es nada fácil, ni para ti, ni para nadie.

    El exceso de perfeccionismo no es nada bueno, aunque es difícil de erradicar, pero seguro que lo conseguirás (algunas veces incluso puede ayudar un poco).

    No te desanimes, que todo irá bien. Al fin y al cabo, la decisión más difícil ya la has tomado, y además, sabes que eres más fuerte de lo que crees.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Ay, pobrecita.
    Con la lata que nos diste, me voy, no me voy, no me voy, me voy.Me quedé sin margaritas, deshojando por tí, preciosa.

    Estás dentro de la normalidad; es decir, con todas la dudas y añoranzas.

    Demuestra lo que es una granaina de rompe y rasga.

    Garaje para guardar el coche
    Cochera para guardar un coche.
    Cuando estoy por allí, se extraña de que le llame garaje a la cochera que no tengo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Buenas Hermanita.

    Me gustaria oir tu voz y sabes porque lo digo...
    Mandame por la via que quieras un ratillo que no tengas espias... que te echo de menos!
    Y los ratillos de conversacion...

    Lo de las tapas de Granada no me extraña nadita que las estrañes, es que tapas como esas no conozco en el resto del pais!

    Hermanita cuidate MUCHOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!
    BESOTESSSSSSS MUY GRANDES Y UN ABRZO DE LUNA
    Rosa

    ResponderEliminar
  21. relax relax relax, es la base para cualquier cambio, no pretendas buscar todo tan rápido que hay un tiempo de "aclimatación" a si que... pasito a pasito y ve disfrutándo y centrándote en las pequeñas cosas.

    Un beso muy fuerte!!!!! y NO DEJES EL BLOG!!!! QUE LLORO!!!!

    pd: cochera???? nena! que estamos en el 2010!!! jajajajaja

    bss bss bss bss bss bss bss bss bss bss

    ResponderEliminar
  22. No es fácil cambiar de ciudad, yo lo hice cuando era niña y me costo mucho encontrar mi sitio, mis amigos y mis lugares, pero ahora no cambiaría esta ciudad por nada, y eso que tiene sus defectos, pero he encontrado a mis amigos y compañeros de verdad.

    Es solo cuestión de tiempo, de concer tu nuevo sitio y encontrarte a ti misma en él.

    Un beso muy fuerte,

    ResponderEliminar
  23. ¡Cuánto tiempo sin saber de ti! Al final vas a tener que contárselo, aunque sea para que podamos leerte :P
    Poco a poco, adaptarse a los cambios es difícil siempre, date tiempo.
    ¡Vente a la kdd! Dile que has quedado con unos amigos de un viaje o algo así, jeje.

    Cochera, por los madriles, suena raruno.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  24. Me alegro mucho de leerte de nuevo Sieslo.

    Si no estuvieras experimentando ese bache anímico no serías humana. La adaptación no es cosa de cuatro días, créeme. Verás como con el transcurso del tiempo te vas haciendo "amiga" de la ciudad en todos los sentidos. Si cuentas con el total apoyo y comprensión de tu socio ya tienes allanada buena parte del camino.

    Lo de las cocheras por aquí (Barna) tampoco se estila y a mi malagueña parienta creo que no se lo he escuchado nunca. Igual es un término que se usa en algunas provincias solamente.

    Besotes mil.

    ResponderEliminar
  25. hola!!! como muchos ya han dicho se te echaba de menos. Lo del tema de la cochera.. no te acuerdas de mi entrada de los andaluces?!?! Aquí desde luego que cochera no se le llama. cochera es donde estan los autobuses de linea urbana. Yo flipe la primera vez que hoy la cochera... mande?

    ResponderEliminar
  26. Ánimo sol!!!!!

    Y no te vayas del todo que ya me estaba asustando..

    Un beso y toda la fuerza del mundo de esta super-nena para otra super-nena..

    ResponderEliminar
  27. Vaya, acabo de contestarte en mi blog antes de leer por aquí...
    Siento que te encuentres así, aunque te digo, como los demás, que es completamente normal. El proceso de adaptación, se llama. Llevas poco tiempo y el cambio es grande, ya verás como pronto te encontrarás más ubicada y te sentirás mejor.

    Por otro lado, estoy con Angelillo, tienes que explicar lo del blog, para que al menos puedas escribir más... aunque entiendo perfectmanete que sigas así, con este espacio donde desahogarte... pero hija... es que se te echa de menos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Hola, es normal que te sientas así. Cuesta mucho adaptarse a vivir una vida completamente distinta, y en un lugar completamente distinto. Si te sirve de ayuda, yo pasé por esta situación, de una ciudad pequeña como Zaragoza, pasé a vivir en Barcelona, nada que ver. Y de vivir sola en mi casa, pasé a vivir con mi pareja, y de trabajar en una asesoría laboral, pasé a trabajar en una correduria de seguros, y tampoco tenía absolutamente nada de experiencia en seguros. Mi prioridad absoluta era adaptarme a mi nueva situación personal, mi pareja y mi nueva casa, y el trabajo era importante, pero ellos ya sabían que no tenía ni idea de seguros, así que intenté no agobiarme con el tema, y aprender algo nuevo siempre es bueno. Y tema amigos, pues sin querer poco a poco, me he encontrado con que he hecho unas pocas amigas, pero amigas de verdad. Un consejo, intenta no ser tan perfeccionista, yo lo era antes, y ahora ya no tanto, y sobre todo disfruta de tu nueva vida, porque seguro que tiene muchisimas cosas buenas. Un beso

    ResponderEliminar
  29. Mucho ánimo, Sieslo!!! Que no se ganó Zamora en una hora!! Es un cambio muy grande, de ciudad, de trabajo, de gente... y es que en cada sitio somos diferentes y tb tienes q notar q la actitud de la gente es diferente, pero sobre todo es un cambio para vivir un amor q eso siempre te dará fuerza.

    Una bloguera q sigo está en una situación parecida a la tuya y además está por Aragón tb. Si quieres echarle un vistazo a lo q dice de su cambio de aires, lee http://delantedelcodo.blogspot.com/2010/11/no-quiero.html

    Estoy contigo en lo de no decir del blog a los más cercanos, para mí eso cohíbe mucho, en tu lugar prefiriría comentar menos veces pero con total libertad.

    Lo de cochera tampoco se dice por mi tierra y siempre me llama la atención leer "Se alquila cochera".

    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  30. Ya era hora de que te manifestarás Sieslo, que estabas desaparecida. Tu tómatelo con calma los principios en una ciudad nueva siempre son duros.

    ResponderEliminar
  31. Hola, Sieslo. No te preocupes, que seguro que te adaptarás. Igual "confesar" lo del blog y poder escribir, te ayudaría, que esto es terapéutico.

    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  32. Culpemos al otoño y a la lluvia!!
    ¿en serio hay ciudades sin bares de tapas?
    Inconcebible!!!

    ResponderEliminar
  33. cuesta acostumbrarse a los cambios y espeor que pronto encuentres un lugar donde escaparte cuando lo necesites, tienen que seguir perdiendote pero no estes depre, arriba esos animos! todo pasa, tiempo al tiempo, que hay cosas peores!

    ResponderEliminar
  34. Mucho ánimo, seguro que dentro de nada empiezas a sentirte mejor. Un cambio tan grande es normal que te haga sentir así, pero pasará. Por cierto, me alivia saber que no soy la única que no comparte su blog con los más cercanos y te entiendo muy bien. Muchas veces se necesita un espacio de intimidad interior donde volcar el alma y no siempre apetece compartir todo, todo, todo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Holaaaa, qué tal va todo, me he pasado para regarte las plantas y dar una vuelta por casa. Por aquí está todo bien, lo único es que ya he tenido que comprar cervezas, porque por aquí viene la gente sedienta.

    El jamón te lo mando ya????
    O si te parece nos dices dónde tenemos que ir y nos presentamos allí tus seguidores, verás como en un par de horas estás deseando que nos vayamos y quedarte a solas con tu chico.

    Bueno que te dejo, en un rato me voy a por mis cañitas y mis aperitivos, claro.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  36. Querida Si es Lo, estás pasando por un proceso adaptativo, en donde nada es fácil y todo cuesta el doble al comienzo, solo debes dejarrte fluir y permitirte todos tus momentos sin cuestionarte tanto, no seas tan dura contigo misma, sabes muy bien que eso mal....
    Te dejo un abrazo enorme y muchas buenas energías, recuerda que todos los cambios son para crecer..aunque pareciera que vivimos apegadas a cosas que nos cuesta mucho dejar atrás.
    bESOS

    ResponderEliminar
  37. como he comentado en el blog. Voy a cerrarlo pero te dejo el nuevo. http://lasverdadesescondidas.blogspot.com No hace falta que publiques esto, o bueno lo puedes borrar ya que es para que lo tengais en cuenta. saludos y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  38. Pero bueno! y esta entrada donde estaba escondida que yo no la había visto?!?!?!?!

    JOpé! como me entristece leerte así.
    Si es lo, amore, no te preocupes. Es normal que te encuentres así. El cambio ha sido muy grande, pero ya verás como en poco tiempo te vas amoldando al lugar, asus gentes, a sus garajes...jejejeje ;-)

    Relájate! y lo del trabajo..., como te entiendo. es un coñazo hasta que te enteras de que va toda la gaita, pero es que aqui solo queda esperar y tener paciencia.

    Tiempo al tiempo, darling.

    Seguro que si te pasaras más por el blog para contarnos cositas, te sentirias mejor jejejeje (yo lo dejo caer, a ver si cuela)

    mil besos

    ResponderEliminar